Principales

De la Columna Figuras y Figurones
PRI, ANQUILOSADO Y ARTEROESCLERÓTICO
Por: Francisco Licona

Raúl Ramos Vicarte, ¿voz critica o ardida?... /
2017-01-09  
18:19

Tronantes declaraciones del Consejero priísta Raúl Ramos Vicarte (otrora disciplinado, discreto, cauto, mesurado, precavido, prepotente con los de abajo, modosito y sumiso con los de arriba), expresidente del CDE del PRI, y uno de los mejor recompensados con los beneficios de la Revolución en Veracruz, quien salió a los medios hace unos días a expresar sus puntos de vista y diagnóstico de cómo ve a su Partido -el PRI- de cara a las elecciones municipales del 2017.


Si no se enteró Usted de lo que dijo Ramos Vicarte, aquí se lo platico:


En primer lugar fue muy crítico con su partido el PRI, principalmente con Enrique Ochoa Reza y con Amadeo Flores Espinosa, líderes nacional y estatal, respectivamente. Del dirigente estatal, dijo, está anquilosado y el partido padece de arterioesclerosis política, mientras que de Ochoa Reza lo que menos dijo es que no cuenta con experiencia política; “Y si no entiende la realidad política de Veracruz, estaremos condenados a perder el proceso electoral de 2017”.


Criticó la parálisis interna en las dirigencias sectoriales: “No se dan cuenta que el proceso de elección municipal en Veracruz ya comenzó y no se está haciendo lo correcto”.


Aceptó que algunos priistas podrían ser echados del partido, pero otros se van a ir porque el PRI no se está moviendo. Invitó a las dirigencias a reflexionar y hacer una sacudida honorable, seria y vertical, y que no asuman una actitud acobardada. “Parece que el CEN teme expulsar diputados federales; cierto, representan votos, pero se les olvida a los dirigentes que hay suplentes”.


Para algunos las palabras de Ramos Vicarte podrían significar una catarsis premonitoria y digna de análisis, pero no todos coincidieron con ello. Al contrario, muchos priístas vieron mal lo que dijo Raúl Ramos, mientras que otros reconocieron en sus palabras un bálsamo de autocrítica. Para documentar lo anterior, quien esto escribe buscó las reacciones de los políticos priístas con los siguientes resultados (la mayoría solicitó omitir sus nombres, pues el horno no está para bollos, dijeron):


“No dijo nada nuevo, sin embargo, lo que dijo debe ser analizado con seriedad por los Consejeros, dirigentes y sectores del PRI”.


“Objetiva su declaración, es el estilo jarocho. Adaptarnos a la circunstancia tiene sus reacciones”.


“Tiene razón, en el PRI no hay unidad ni programa”.


“Es normal, anda dolido por lo de su hijo y como el PRI ya no es gobierno se le hace fácil criticar, cosa por la cual nunca se distinguió”.


“Extraño en Raúl, pero solo dice la verdad”.


“Cierto, hay una crisis muy fuerte en el partido”.


“De verdad me da pena la actitud de Raúl,  siempre lo he apreciado pero perdió credibilidad a partir de que recibió 40 millones que le dio Fidel Herrera para concluir su hotel "Balajú" en el Boulevard Ruiz Cortines en el Puerto. ¿A cambio de qué? Además, su enojo debe ser porque Miguel Ángel Yunes Linares le quiere quitar la notaria a su hijo. Desde ahí, los dos se volvieron  traidores al PRI y no me extrañaría que regresaran a trabajar con MiYuLi. Raúl lo hizo por muchos años en el pasado. A padre e hijo se les olvidó rápido que succionaron años al gobierno y hoy se sienten jueces del PRI”.


“Está molesto por lo de su hijo... Es un ex presidente del PRI. Ha sido amigo de Amadeo, por lo que no creo éste le responda. Amadeo no se va a pelear con él, al contrario lo va a escuchar, pero no se va a pelear con él. Conozco a Amadeo y siempre ha estado para sumar, aun con la resistencia y oposición de algunos actores por lo que no creo que esté dispuesto en estos momentos a abrir nuevos frentes en su agenda. Entiendo el enojo de Raúl pero el bien sabe que no fue iniciativa del CDE por lo que se expulsó a su hijo... Muchos priistas estamos conscientes que la disputa no es contra Raúl, o los que piensan como él, es para que la fidelidad y el duartismo no regresen”.


Indudablemente el PRI pasa por un mal momento. Esto no es un secreto. La mayoría se encuentra avasallado por la derrota y el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares con su empuje difícilmente dejará que se levanten. No será con autocomplacencias y utilizando las mismas fórmulas como el PRI se recompondrá, y muchos al interior de ese partido se inclinan más por la autocrítica que sirva para un relanzamiento. Veremos cuál será el futuro de este partido político, pues de no levantarse con el triunfo en unas 60-70 alcaldías, no se ve cómo pueda lograr algo en el 2018.


 


 


 

 
Comentarios
 
En Política al Día nos interesa tu comentario, es por eso que creamos este espacio para tí. Aquellos mensajes que contengan un contenido vulgar, difamatorio u ofensivo, serán eliminados por el administrador del sitio. Leer normas y políticas
 
Más de Principales