Figuras y figurones
Francisco Licona
 

Otras entradas
2016-08-29 / Nace "Bronx" en San Lázaro... tiembla el Triunvirato Lagos-Carvallo-Mota
2016-08-24 / Pepe Yunes, ¿Indeciso?
2016-08-18 / Doce trágicos años en los Servicios de Salud de Veracruz
2016-08-11 / Se asoman los vicios ocultos en las obras del FIDELISMO
2016-08-03 / ¡Paliza gringa a Margarita Zavala!
2016-07-18 / Mancilla, magazo o mentiroso
2016-07-08 / Epístola a Don Aurelio
2016-07-06 / CEN del PRI… ¿Tambores de guerra o llamados a misa para Veracruz?
2016-06-10 / Sr. Peña, Veracruz existe y quiere vivir en paz
2016-06-02 / La volvieron a defecar los diputados priístas
 
.
Dos veracruzanos en la mira de Inteligencia Financiera
2016-09-02

No hay quien pueda entender el galimatías en que se ha convertido el ambiente político en Veracruz, el cual, como nunca en su historia, se ha puesto denso, pastoso e impredecible. No es un secreto para nadie que el Gobernador Javier Duarte de Ochoa no ve lo duro sino lo tupido. Un día sí y el otro también, se ve cuestionado en la prensa y en los tribunales. Los últimos meses se los ha pasado desmintiendo obuses y sufriendo desprecios oficiales. Pasa de la defensiva al ataque y su vida actuar ha sido una toma y daca diario. 


Hay quienes aseguran que se lo ha ganado a pulso y debe ir a la cárcel, pululan los columnistas y analistas que han perdido cualquier empacho en comentarlo. Y es que diario es escándalo tras escándalo y, sin embargo, el tiempo ha pasado y la mayoría de los pronósticos se han cebado. La licencia no aparece, el desafuero no llega y ni siquiera el PRI lo ha podido expulsar de sus filas. A lo mejor pida licencia, a lo mejor no, realmente nadie puede apostar la vida en aseverar cualquier posibilidad. 


Por eso decimos que en la realidad, y sin apasionamientos subjetivos, el desenlace de Duarte es imprevisible como suelen ser las decisiones políticas en este país y en un sistema en el que sus actores políticos se han tapado siempre y sistemáticamente con la misma cobija. 


Lo que sí podemos asegurar (y no se necesita tener una bola de cristal) es que los escándalos aún están muy lejos de terminar. Quienes conocen los trasfondos, lo secreto, lo que no es común para los comunes, nos aseguran que un nuevo escándalo se cierne sobre Veracruz. Se sabe que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha puesto a disposición de la Procuraduría Fiscal un voluminoso expediente que está en vías de concretar acciones por parte de la Procuraduría General de la República. 


A lo mejor a Usted no le suene mucho el nombre del joven Paolo Hazas Barragán; un cordobés casado con la hija de connotado radiodifusor de Orizaba y Tierra Blanca, quien formalmente se ostenta como "intermediario financiero y agente de bolsa".


Pues nada... se nos asegura que el joven Paolo posee un nada envidiable récord de acumular cinco órdenes de aprehensión que ha librado extrañamente a fuerza de amparos oportunamente concedidos por jueces federales. Sin embargo, también extrañamente, Carlos Ríos Conde, socio y compañero de oficios de Paolo, no ha corrido la misma suerte y se encuentra preso en una cárcel de Querétaro, enfrentando una larga lista de delitos federales y locales.                         


Pues bien, se afirma que en las investigaciones del SAT se han descubierto vínculos entre Paolo y varios de los personajes involucrados con las llamadas “empresas fantasma”. Se trata, nos aseguran, de voluminosos depósitos e inversiones inmobiliarias a nombre de Paolo Hazas Barragán en Panamá. 


En fin, que veremos cuáles son al final las acciones que tome la PGR y la Unidad de Inteligencia Financiera, pues, recalcamos, vivimos “en un sistema en el que sus actores políticos se han tapado siempre y sistemáticamente con la misma cobija”.


Por cierto, también se nos asegura que el único cliente de Paolo en su calidad de "intermediario financiero y agente de bolsa" es un joven también veracruzano que pronto se estrenará como diputado local, que por mera coincidencia es compadre de Paolo y paisano suyo. Se asegura que el tema de las “empresas fantasma” es el hilo que habrá de llevar a las autoridades hacendarias hasta la cocina de lo mucho que se ha denunciado en torno a la falta de liquidez y la quiebra de las finanzas públicas de Veracruz.


Poco a poco las piezas del rompecabezas comienzan a encajar y el galimatías comienza a entenderse.

 
Comentarios
 
En Política al Día nos interesa tu comentario, es por eso que creamos este espacio para tí. Aquellos mensajes que contengan un contenido vulgar, difamatorio u ofensivo, serán eliminados por el administrador del sitio. Leer normas y políticas