Figuras y figurones
Francisco Licona
 

Otras entradas
2016-11-10 / A lo que obliga triunfo de Trump
2016-10-03 / Veracruzanos en la cuerda floja del SAT
2016-09-29 / Peña Nieto podrá olvidar el Tapadismo... pero no el Dedazo
2016-09-20 / En la Sedarpa…Coches nuevos pa’ la banda
2016-09-11 / Palos de ciego de los "Cazafantasma"
2016-09-09 / EL ORFIS Y SUS BALAS DE SALVA
2016-09-02 / Dos veracruzanos en la mira de Inteligencia Financiera
2016-08-29 / Nace "Bronx" en San Lázaro... tiembla el Triunvirato Lagos-Carvallo-Mota
2016-08-24 / Pepe Yunes, ¿Indeciso?
2016-08-18 / Doce trágicos años en los Servicios de Salud de Veracruz
 
.
LA GRAN TRAMPA DE ENRIQUE PEÑA
2016-12-31

¿Sabe usted qué es el famoso IEPS? Es ni más ni menos que las siglas del impuesto estrella de Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el Especial a la Producción y Servicios que se aplica a las gasolinas y diésel. El arma más poderosa de la política fiscal mexicana.


El tema del momento que tiene al país al borde de la locura y enerva las fibras de la paciencia de millones de mexicanos.


 El IEPS, de acuerdo con las estadísticas del Informe Mensual de Finanzas Públicas de la SHCP, ha sido más productivo, para el gobierno de Enrique Peña Nieto, que incluso el tradicional y odiado Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el del Impuesto al Valor Agregado (IVA).


Lo importante aquí no es el dato global en las cifras de este impuesto, sino el elevado porcentaje del incremento en su recaudación. Es decir, el gobierno acudió a la manera más fácil de financiarse y de engañar al pueblo, a través de un impuesto que se oculta detrás del aumento al precio de las gasolinas. Y es que, al aumentar el precio a estos combustibles, el monto del  ingreso por este impuesto IEPS crece.  Peña Nieto y José Antonio Meade, ocultan así, tras ello, su promesa de no aumentar impuestos en el 2017.


Con la aprobación del Congreso la SHCP seguirá aplicando una cuota fija del IEPS, pero aumenta los precios de las gasolinas y permitirá que a través de su liberación a las fuerzas de la oferta y la demanda, los poderosos tiburones del mercado  se encarguen de que si baja un peso hoy le suban tres mañana. Es decir, astutamente Congreso y Poder Ejecutivo ocultan el trámite del aumento de impuestos tras la mampara de un impuesto fijo que no crece ni es nuevo como el IEPS.


Las cifras:


 Según la SHCP,  al cierre del mes de noviembre:


 El IEPS a gasolinas sumó hasta noviembre de este año, 263 mil 545 millones de pesos,  29.3% más que el registrado en noviembre del 2015. Y, por si fuera poco representó el 1.4 por ciento del Producto Interno Bruto del País.


 El ISR del fue de un Billón 272 mil 777 millones de pesos, más que el mismo mes del 2015.


 El IVA fue de 713 mil 803 millones de pesos, 7.8 mayor a la del mismo mes del año anterior.


El Titular de Hacienda José Antonio Meade Kuribreña, solo sabe de gasolinazos. Quizá al parecer, pocos recuerdan que él -como parte de los últimos gobiernos “de la alternancia”- ya los implementó antes. Sin embargo. Lo que hizo ahora Meade no fue un gasolinazo, sino un “Macrogasolinazo” que alborotó la gallera nacional y hoy el gobierno de Peña Nieto ve crecer y no sabe cómo frenar.


Tan fuerte ha sido el efecto social que ha producido este “asalto” que el propio Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, como señalan algunos columnistas nacionales, está espantado.


El cuento de la alternancia solo algunos lo creen, y lo peor piensan que le es benéfico al país. México está capturado por los mismos como en una simple carrera de relevos. Quizá por ello, en el horizonte de la catástrofe priísta, panista y perredista para el 2018, hay quienes ven a Meade como el candidato común para impedir la inminente llegada a Los Pinos del tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.


El falso cuento del subsidio que le sirvió años atrás como justificante al Gobierno Federal se les acabó.  Con el aumento del precio vía IEPS aumentará la recaudación en 70 mil millones. Es la locura de los que gobiernan en la SHCP. Antes junto con los del Banxico. Ahora solos.


Pedro Aspe Armella, ex titular de Hacienda ya olvidó lo que decía en el año dos mil.  Es claro que está en el mismo negocio.


Sin embargo y para no hacernos bolas, debo decir que enfrentar las mentiras y engaños oficiales con violencia no parece ser el camino más adecuado, paralizar al país tampoco.


Lo que se puede y debe hacer de inmediato es que desde cualquier rincón del país, se le jale de las orejas a los diputados federales y senadores para que se comprometan en autorizar y lo hagan de inmediato, los fondos para la construcción de refinerías petroleras que tanto se han anunciado  e incluso el presidente Felipe Calderón Hinojosa, contó con el presupuesto para hacer al menos una en Hidalgo, pero no construyó más que una pobre y simple barda perimetral.


De la refinería de Hidalgo y del dinero nunca se supo nada.


Hasta el próximo año.


 


 

 
Comentarios
 
En Política al Día nos interesa tu comentario, es por eso que creamos este espacio para tí. Aquellos mensajes que contengan un contenido vulgar, difamatorio u ofensivo, serán eliminados por el administrador del sitio. Leer normas y políticas