Escenario
Gabriel Arellano
 

Otras entradas
2016-12-28 / * Duarte, detenido anoche
2016-12-23 / * Yunes, mentira lo del regalito navideño
2016-12-22 / * Yunes, regalito navideño
2016-12-21 / * CEAPP ¿para servir a quién?
2016-12-20 / * Adiós a las promesas de campaña
2016-12-20 / Adiós a las promesas de campaña
2016-12-19 / * Privatización de la información
2016-12-16 / * ¿Represión como política pública?
2016-12-15 / * La cloaca en Sedarpa
2016-12-14 / * Yunes, el choque con la realidad
 
.
Winckler, golpe a la credibilidad yunista
2016-12-31

Si acaso sea muy pronto para etiquetarlo como decepcionante, el nuevo gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares sí ha incurrido, en cambio, en su primer mes en decisiones y acciones que, al menos, no corresponden a las expectativas que despertó entre quienes le dieron su voto el 5 de junio pasado.


El enorme sentimiento de justicia que movió a los electores por los terribles años de corrupción e impunidad, sigue sin encontrar respuesta. Ningún responsable en la cárcel, como ofreció el entonces candidato de la alianza PAN-PRD. Nadie, absolutamente nadie, ni siquiera medianamente presionado por la ley. Aquella impunidad sigue imperando.


La actitud de soberbia, sumada a la injusticia, también ha encontrado continuidad en los despidos laborales ejecutados por los súbditos del yunismo, sin más criterio válido que el revanchismo político. Derechos y dignidades pisoteadas por inescrupulosos funcionarios.


Un mes de casi nada, salvo el acomodo de los amigos. Y algunos muy cuestionables, con expedientes turbios. Más sucios que los que se fueron.


Las carencias económicas y el reprochable pasado inmediato siguen sirviendo como bandera principal  -y pareciera que única-  del discurso oficial. Y sin embargo, ese pasado encuentra nuevos protagonistas.


               ¿Cuánto se cuestionó la presencia de un fiscal amigo, afín al inquilino principal del palacio de gobierno? ¿Cuánto se hizo para evitar un fiscal anticorrupción a modo? ¿Y qué ocurrió ayer en el Palacio Legislativo de Encanto?


               La crónica de un fiscal anunciado. El amigo del hoy nuevo inquilino principal del palacio de gobierno, “elegido” por la cargada legislativa allegada a quien gobierna. Sí, por los mismos que arribaron a sus curules crucificando a sus antecesores por serviles. ¡Qué paradoja! Cae más rápido un hablador que un cojo, dice el refrán.


               Jorge Winckler: un golpe contundente a la credibilidad del yunismo azul, a sus promesas, a sus ofrecimientos, a su palabra, a su discurso.


               Aquí lo escribimos en su momento. El resto de aspirantes, puro relleno. ¿A qué precio? Quién sabe. Pero el montaje era evidente. El desenlace a favor de Winckler se sabía.


               Hoy, al igual que en el pasado inmediato, el mandatario en turno tiene a un amigo como fiscal, como el impartidor de justicia. Y ahora brota la misma interrogante ¿desde dónde se marcará esa impartición de justicia? ¿Desde el Arco Sur o desde la calle principal de Xalapa?


YUNES Y SU REGALO A MILES DE EMPLEADOS


               Atrapados en su inercia de borrar el pasado, los nuevos diputados del Congreso local anularon ayer la basificación de miles de servidores públicos que habían recibido, apenas unas semanas atrás, la buena nueva sobre su situación laboral.


               Esta basificación, vista con cristal político, evidentemente significaba una erogación millonaria para el gobierno estatal, erogación que, sin embargo, en buena parte se venía haciendo ya y formaba parte de los recursos presupuestados, lo que no obstante para la nueva administración yunista resultó inadmisible al etiquetarla como un simple capricho para, aparentemente, comprometerle fondos.


               Empero, desde el punto laboral, la misma basificación constituyó un acto de justicia para muchos burócratas y servidores públicos que por años vinieron –y ahora seguirán igual- trabajando bajo condiciones inestables, de desamparo en seguridad social y de incertidumbre en su futuro.


               Todo, lo que sea, con tal de  tomar revancha política. ¿Y los veracruzanos?


PEÑA NIETO TAMBIÉN NOS DA REGALO DE AÑO NUEVO


               Al finalizar este 2016 se percibe en las redes sociales cómo crece sensiblemente el descontento ciudadano frente a decisiones que el gobierno federal asume y lleva adelante como si no tuviera consciencia de las pesadas consecuencias con las que impactará a la sociedad nacional en su conjunto.


               Ante la difícil situación económica que vive la población, resulta absurdo y una verdadera agresión la liberación del precio de gasolinas, diésel y gas, sobre todo porque somos un país con recursos petroleros y una macroeconomía sólida, según el propio gobierno federal.


               Hay que recordar bajo cuáles argumentos nos vendieron la reforma energética y ahora en vez de encontrarnos con los supuestos beneficios que nos traería, vamos a enfrentarnos a un tremendo encarecimiento de los combustibles que a diario consumen millones de mexicanos.


               Todo esto al gobierno de Enrique Peña Nieto parece no importarle. Lo que el pueblo alcanza a ver es el valemadrismo de esa clase política que se llena las manos y los bolsillos de más y más beneficios económicos, al tiempo que le impone sacrificio tras sacrificio a la sociedad.


               Ante este regalito de año nuevo de Peña Nieto a los mexicanos, la inconformidad, el descontento, la irritación, el hartazgo social crece y crecen. Ya circula una convocatoria para una protesta nacional el sábado 7 y ni qué decir de las expresiones de rechazo a funcionarios, senadores y diputados que, escondidos bajo sus aguinaldos millonarios, ni una palabra han pronunciado a favor de los ciudadanos


NUMERALIA


1.- Habemus presupuesto pero no habemus. El Congreso aprobó ayer la ley de ingresos y el presupuesto 2017. Sin embargo, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares tendrá un lapso de 90 días para redistribuir partidas, porque el nuevo gobierno considera inviable el esquema elaborado por la anterior administración.


2.- ¿Y Pepe? ¿Y Héctor? Cómo se ve que no son tiempos de campaña. Pero igual, ambos senadores deberían cuidar más su relación con los veracruzanos a quienes en un futuro cercano podrían estarles pidiendo su voto. Vivimos días difíciles y ni se ve ni se siente la presencia de nuestros “representantes populares”.


3.- Respetables amigas y amigos, lectoras y lectores, les expresamos nuestros mejores deseos para el 2017. Que Dios les conceda salud y paz. Y como diría un amigo, tengamos cuidado con la prosperidad porque hay que ver cómo nos dejó. ¡Mil felicidades!


               gabrielarellano_hechos@yahoo.com.mx / www.revistahechos.com.mx                 

 
Comentarios
 
En Política al Día nos interesa tu comentario, es por eso que creamos este espacio para tí. Aquellos mensajes que contengan un contenido vulgar, difamatorio u ofensivo, serán eliminados por el administrador del sitio. Leer normas y políticas