Los Políticos
Salvador Muñoz
 

Otras entradas
2017-01-02 / Cuando desperté, Amadeo seguía allí
2016-12-30 / El Fiscal y el Verdugo
2016-12-29 / Presupuesto de Egresos: Ley y realidad
2016-12-28 / Calles y banquetas, Ley de la Selva
2016-12-27 / Los despedidos
2016-12-26 / ¿Corredera en Protección Civil?
2016-12-23 / Los gallitos del Congreso
2016-12-22 / La promesa vial de Yunes
2016-12-21 / ¿Y si gana Lorena?
2016-12-20 / Miver
 
.
Ver arder a Veracruz
2017-01-03

A un mes de iniciada la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, hagamos una reflexión, sin ismos, sin pasiones, fuera de filias o fobias y pensemos: ¿es lo que esperábamos de su Gobierno?


La respuesta simple, llana, clara, sería un sencillo “No”. Las razones que motiven esta negativa se pueden mover desde distintos ángulos que van desde conocer a alguien despedido “injustificadamente”, por la serie de hechos criminales como ejecutados o narcomantas; por los actos delictivos donde las víctimas han sido reporteros; porque no ha caído Javier Duarte o al menos alguno de sus ex colaboradores y puede agregar el que usted perciba, sienta o crea… Hasta se podría decir que Miguel Ángel Yunes Linares generó una alta expectativa de su gobierno, pero siendo francos, era su papel como candidato… provocar esperanzas y deseos de justicia en cualquiera de sus ámbitos entre la población.


En pocas palabras, ¿cree que nos queda a deber Yunes Linares en este mes de su gobierno?


II


Se dice que cuando compitió Gerardo Buganza (PAN) y Fidel Herrera por la gubernatura de Veracruz, ganó el entonces panista pero gobernó el priista.


Se dice que cuando compitió Miguel Ángel Yunes Linares (PAN) y Javier Duarte de Ochoa por la gubernatura de Veracruz, ganó el neo-panista pero gobernó el fidelista.


A qué voy con ello. No sé si desde el Altiplano o en la entidad… ¡o en ambas! entendieron que un tercer fraude, una tercera “victoria”, una “prolongación” del poder en Veracruz era ya insostenible, un tanto por una población que venía votando en contra del sistema en el poder, un tanto porque el voto estaba resultando ya demasiado caro... algo se tenía que hacer.


Entiendo como parte del proyecto “Perder Veracruz” la elección de una gubernatura de dos años. Apostar a una derrota en aras de recuperar la entidad en el menor tiempo posible… ¿pero desfondar las arcas estatales?


Dejar en bancarrota a Veracruz implica para Yunes Linares ausencia de movimiento, de obra pública, de reajustes como el que hoy lleva a cabo, donde al igual que usted, uno vive en la incertidumbre, porque de un modo u otro, tenemos parientes, amigos, o nosotros mismos, que trabajamos para el Gobierno estatal.


Por eso le repito la pregunta del primer punto: ¿Cree que nos queda a deber Yunes Linares en este mes de su gobierno? ¿Usted le da el beneficio de la duda y esperar los tres meses que pidió para estabilizar la economía de Veracruz?


III


Es posible que para el burócrata, para el empleado de cualquier área de cualesquier dependencias de esta administración, incluso para alguno de nosotros, sin tener vela en el Gobierno, hayamos cambiado de parecer y hoy veamos a Yunes Linares como un villano, como el enemigo. ¿Es justificable? Puede que sí y aunque muchos panistas y colaboradores digan que recibió un Veracruz en las peores condiciones que jamás se podría imaginar cualquier ciudadano veracruzano bien nacido (¡o hasta mal nacido! porque en algunos, hay códigos que dicho sea de paso, los que se fueron, rompieron con una facilidad pasmosa), la realidad es que es culpable Yunes Linares… pero hasta el momento, sólo por generar expectativas… y eso, no es tan grave como lo (des)hecho por Javier Duarte y la omisión de la Federación… hasta el momento… los despidos serán un pesado lastre que se multiplica al paso de los días. ¿Cómo condenar una manifestación por alguien que de la noche a la mañana se queda sin trabajo?


Sí, puede señalar o estigmatizar a los despedidos como “aviadores”, “duartistas”, “corruptos”... y la gente es posible que se lo aplauda, pero en aras de construir no se puede destruir como tampoco convertirse en lo que más  se odia...


IV


A como va este mes de Gobierno, no vaticino que las condiciones mejoren para Miguel Ángel Yunes Linares y en consecuencia, para Veracruz, en función de lo que pudiera hacer la federación por nosotros.


Si uno fuera perverso, podría hasta pensar que la Federación apuesta a eso… a mantener un estado de incertidumbre, de molestia, de repulsión, enfocado a su Gobernante en turno en aras de que éste haga de un grito de justicia una cantaleta que nadie crea… en pocas palabras, siendo perversos, insisto, ¿a poco no se ha puesto a pensar alguna vez que pareciera que nuestras autoridades federales quieren que reine el caos? ¿instaurar el caos? el peor de los escenarios es que en aras también de responder a la falta de apoyo del altiplano, los despidos sean un pretexto perfecto para despedir gente.


Una vez planteado esto, y manteniendo la misma posición que dio inicio a este escrito, ¿este mes que pasó es lo que esperábamos de Yunes Linares?


La respuesta me sigue pareciendo la misma, pero la apoyo con un sentimiento, una percepción de cómo es posible que Veracruz se vea fuera de Veracruz: nuestra entidad no es dinero, no son recursos, no es lo robado… Veracruz representa poder, y si para recuperarlo es necesario hacer que explote, es evidente que a los hombres que detentan el poder en nuestro país o en nuestro estado, poco les importa ver arder a Veracruz.


 


smcainito@gmail.com

 
Comentarios
 
En Política al Día nos interesa tu comentario, es por eso que creamos este espacio para tí. Aquellos mensajes que contengan un contenido vulgar, difamatorio u ofensivo, serán eliminados por el administrador del sitio. Leer normas y políticas