Figuras y figurones
Francisco Licona
 

Otras entradas
2016-12-31 / LA GRAN TRAMPA DE ENRIQUE PEÑA
2016-11-10 / A lo que obliga triunfo de Trump
2016-10-03 / Veracruzanos en la cuerda floja del SAT
2016-09-29 / Peña Nieto podrá olvidar el Tapadismo... pero no el Dedazo
2016-09-20 / En la Sedarpa…Coches nuevos pa’ la banda
2016-09-11 / Palos de ciego de los "Cazafantasma"
2016-09-09 / EL ORFIS Y SUS BALAS DE SALVA
2016-09-02 / Dos veracruzanos en la mira de Inteligencia Financiera
2016-08-29 / Nace "Bronx" en San Lázaro... tiembla el Triunvirato Lagos-Carvallo-Mota
2016-08-24 / Pepe Yunes, ¿Indeciso?
 
.
Videgaray, "Secretario o canciller"
2017-01-06

Leí un muy buen e interesante artículo escrito por Juan Pablo Calderón Patiño, titulado “Secretario o canciller”.


Título que exige de una sólida argumentación para dirigirse o mencionar correctamente el nuevo cargo de Luis Videgaray Caso.


Juan Pablo ubica al mexiquense como parte de un gobierno con debilidad institucional que fue exhibida durante la visita de Donald Trump a México, como candidato presidencial de los Estados Unidos. El escándalo político del resultado fue de antología, a tal grado que su permanencia en Hacienda se volvió insostenible.


Hábilmente Juan Pablo describe un camino lleno de piedras por el que deberá de transitar Videgaray al asumir el cargo de Secretario de Relaciones Exteriores. Aunque haya quienes lo vean sólo como un necesario Secretario de Relaciones con los Estados Unidos y el gobierno de Donald Trump.  


Maneja Juan-Pablo con hábil especie mayéutica,  una serie de preguntas harto complejas que deberá resolver Videgaray a la voz de ya, a pesar de no conocer ni contar con la experiencia en la diplomacia como él mismo lo dijo al tomar posesión del cargo,  con aparente humildad.


1.- ¿Cómo hacer la conexión de la política interna con la exterior más allá de los imperativos constitucionales que se le asigna a cada Poder?


Difícil aún para alguien con experiencia, sobre todo porque de por medio está de por medio una candidatura a la presidencia que también busca Miguel Ángel Osorio Chong, titular de Gobernación y responsable con mano de la política interior del país.  


2.-¿Cómo moverse en el convulso desorden internacional si no se tiene un diagnóstico claro con una mirada mexicana, propia de nuestros intereses, valores, riesgos y oportunidades en el mundo?


 Asuntos vitales que requieren de total sensibilidad social y se adquieren en una larga carrera en la diplomacia, contraria totalmente a la acostumbrada imposición que se maneja en el mundo de las finanzas, donde sí, Videgaray es un experto.


Preguntas complejas y hasta cierto punto difícil de entender, contestar pero sobre todo resolver son estas otras que plantea Calderón Patiño, con suma puntualidad:


3.- ¿Cómo garantizar una red de salvamento si el nombramiento se sostiene en una relación personal con el grupo compacto del que será Presidente de Estados Unidos? ¿Una diplomacia “económica” cuando se exige hoy más esencia política? ¿Impulsará un nuevo sistema de alianzas globales para México?


Calderón Patiño, define como un “Dilema mayúsculo para Videgaray será enterarse que “México participa en Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU en Haití, Sahara Oriental y Líbano. ¿Qué hará…cuando en el propio territorio mexicano no existe un marco regulatorio para que las fuerzas armadas combatan al crimen organizado?”


Pero el párrafo que sigue es una joya, que vale la pena observar con detenimiento, para tratar de entender cómo los principales obstáculos en una relación difícil, pueden convertirse en fortalezas, no con el pragmatismo de una decisión sino con la visión de la sensibilidad diplomática de un Canciller..


Conviene tener un eco histórico en virtud de que la denominación de Videgaray ha sido impulsada por el realismo político frente a la nueva era de México con Trump en el poder. En uno de los encuentros que sostuvieron el entonces Presidente de México, Adolfo López Mateos con el Mariscal Jozib Broz, Tito, Jefe de Estado de la desaparecida Yugoslavia, el presidente mexicano comentaba de la peculiar vida y riesgos que representaba para México, aparte del contexto de la guerra fría,  la vecindad geográfica con Estados Unidos. Inmediatamente al término del enunciado, Tito, le correspondió el comentario mencionando que Yugoslavia, desearía por lo menos unos cuantos kilómetros de frontera con el vecino del norte para poder vender todos sus productos y en buena parte garantizar su propia seguridad frente a enemigos del exterior. 


Lástima que Tito no tuvo esos cuantos kilómetros de vecindad con los Estados Unidos, a pesar de tener soluciones, objetivos  y propósitos claros. Quizá Yugoslavia hubiera tenido mejor fin.  


Y para rematar su bien escrito artículo, así lo termina: “Videgaray, se encuentra frente a la más tensa relación que se tiene con el vecino del norte, quizá desde el siglo XIX. En ello, recuerda a Emilio O. Rabasa, cuando decía que al Secretario de la SRE, lo nombra el Presidente de la República, al canciller, la Historia”…


Y como solo los grandes logran cierres que se recuerdan, Juan Pablo Calderón Patiño, lo hace de manera magistral, tanto que me hará tener cuidado cada vez que me tenga que dirigir a Luis Videgaray, como el flamante Secretario de Relaciones Exteriores. Y, créame, lo haré con respeto y con la más firme esperanza de que entregue mejores cuentas que las que muchos analistas políticos le auguran.


Trump es difícil…


 

 
Comentarios
 
En Política al Día nos interesa tu comentario, es por eso que creamos este espacio para tí. Aquellos mensajes que contengan un contenido vulgar, difamatorio u ofensivo, serán eliminados por el administrador del sitio. Leer normas y políticas