Línea Política
Agustín Contreras Stein
 

Otras entradas
2017-01-08 / Las hipótesis
2017-01-06 / Ecos de ingobernabilidad
2017-01-05 / Anaya, Moreno Valle, Zavala, ¿Yunes?
2017-01-04 / El pueblo no tiene la culpa
2017-01-03 / Poco tiempo y mucha prisa
2017-01-02 / Indolencia
2016-12-30 / ¡Por fin!
2016-12-29 / Diputados y gobernador
2016-12-28 / La cuesta política
2016-12-27 / Menos diputados
 
.
Reformas, no cuajaron
2017-01-10

VAYA, QUE EL gasolinazo, vino a poner, con mayor evidencia, que las reformas constitucionales, generadas por el gobierno federal, prácticamente, no cuajaron.


Han transcurrido más de cuatro años del gobierno peñista y no se ve, por ningún lado que tales adecuaciones legales, hayan concretado los objetivos planteados por el Presidente Enrique Peña Nieto.


Es muy probable, que en poco tiempo, tampoco, la reforma educativa, llegue a feliz término, pues en el camino se ha encontrado con diversos obstáculos que la han puesto en el campo de la ineficacia.


Fueron los mismos maestros quienes no estuvieron de acuerdo en esta reforma y ahora, por más que se ha hecho, no se ha logrado que haya avances significativos en esta materia.


Para el Gobierno federal, estas dos reformas, la energética y la educativa, constituían la columna vertebral de los propósitos que se tenían para darle un nuevo impulso al desarrollo nacional.


Pero no, las cosas no han salido como se esperaban y es probable que en lo que resta de esta administración federal, no llegue a concretarse nada al respecto, pues tarde o temprano, vendrán peores consecuencias de estas propuestas nacionales que los mismos partidos avalaron.


Hoy, nadie de las organizaciones políticas pueden quejarse, pues en su momento fueron atraídos por los posibles resultados de estas reformas y aunque hubo inconformidades, finalmente, quienes se opusieron fueron planchados al estilo del propio sistema político mexicano, para que cedieran en su persistencia de seguir en contra de lo que el ejecutivo había dispuesto.


Nadie esta ajeno a este problema, porque los mismos mexicanos, han estado de acuerdo en buscar la mejor manera de resolver los grandes problemas por los que pasa el país. Así, hay estudiosos que nunca fueron tomados en cuenta para imponer estas reformas y solo se dio vista a quienes por un interés político, aceptaron esta situación.


En la reforma energética nunca se encontraron los caminos adecuados para poder canalizar el enorme problema del petróleo, principalmente, cuya baja fue el principio de este fin que ahora ya estamos observando.


En la reforma educativa, no se han puesto de acuerdo, todavía, en lo que primero se implementó que fue le evaluación del magisterio nacional, pues sigue siendo un tema controvertido al no aceptarse plenamente que los maestros fueran calificados para la actividad que estaban realizando y menos que con estos resultados, se modificara, incluso, su relación laboral, en la mayoría de los casos, ganada a pulso a través de la constante presencia en las escuelas. La Reforma educativa, nunca puso de por medio el mejoramiento de la relación laboral, ni tampoco el aumento salarial para los maestros que imparten sus clases en las zonas más apartadas del país.


El gasolinazo, no fue la mejor decisión en este momento, porque el pueblo no estaba en condiciones de recibir este golpe a su economía y menos cuando todo el país, se encuentra envuelto en el manto de la crisis económica que ya es normal en todo inicio de año.


Fallaron, sin duda alguna, los asesores del Presidente, quienes lo lanzaron a una aventura de la cual no saldrá tan librado, sobre todo, porque en poco tiempo habrá elecciones y no podrá responder a las exigencias de su propio partido, el cual indica que el Presidente, debe actuar bien para que el pueblo vuelva a votar por ellos.


Hoy, el PRI, esta muerto, pero más lo estará cuando llegue el mes de junio del año que viene, fecha en que los mexicanos, volverán a las urnas, esta vez, para reclamar al Jefe del Ejecutivo, haberlos dejado sin comer y sin ninguna posibilidad de crecimiento y subsistencia de su propia familia.


Así se esta escribiendo la historia de las reformas, las cuales han fallado, pero con la desesperanza de un pueblo, al cual le hicieron creer que tarde o temprano, cuajarían.


                                               --------------------------------


Y NO PASO NADA, porque una vez más, se confirma la posibilidad de que el caos generado por el gasolinazo, fue previamente preparado para enfrentar el descontento general.


Fue un día, solamente, de mayor fastidio para las autoridades federales y estatales, pues el asunto paró de inmediato y no precisamente, porque se hubiera desplegado al equipo político y se implementara el diálogo como instrumento de confianza para convencer al pueblo mexicano.


La espera, todavía, esta pendiente. Hay indicios, como ya lo hemos comentado de posibles reacciones mayores por lo que hace el Gobierno federal, en materia de energía, entre lo que va implícito el famoso gasolinazo y otras acciones que vendrán aparejadas.


Pero no pasó nada, porque el caos, el miedo, la violencia, fueron estrategias generadas desde algún lugar para distraer la atención del principal objetivo que era sostener el incremento a las gasolinas, fuera como fuera. Hoy, todo luce tranquilo, salvo aquellas pequeñas manifestaciones que se vienen dando, más que otra cosa, como repercusión de lo que sucedió en días anteriores.


Pero, por las dudas, los gobiernos no deben perder de vista que el pueblo comienza a despertar. Que sería mejor preparar las farolas para cuando, siendo de día, el pueblo diga que es de noche.


                                           -------------------------------------


LAS CASETAS DE PEAJE en las principales carreteras, ya incrementaron sus precios. Son las primeras manifestaciones, venidas, desde luego, del gobierno federal, quienes ponen el ejemplo, pues si bien se dijo que los incrementos a las gasolinas, no serían pretexto para aumentar precios en productos y servicios, pues ya se esta dando todo lo contrario, y precisamente, desde el seno del gobierno federal, de donde depende la política de tarifas en las casetas de peaje, a través, desde luego, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.


A nivel local, también se están modificando los precios de los productos necesarios para la subsistencia familiar.


El transporte de pasajeros local, llámese taxis, ya se unieron, también, a la escalada de aumentos, pues se aplican tarifas diversas, siempre, con el incremento de por medio, aún cuando éstas nuevas  tarifas no hayan sido autorizadas. En este sentido, se rebasa a la autoridad y se establecen a criterio de quienes prestan el servicio correspondiente.


Viene, pues, el verdadero caos, porque también en los productos básicos existen el incremento por el gasolinazo.


Esto ya era un hecho verdadero que se tenía que enfrentar, tarde o temprano, pues el gobierno federal, no podrá, de ninguna manera, detener el alza en todo el país.


                                          --------------------------------------


Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.


NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

 
Comentarios
 
En Política al Día nos interesa tu comentario, es por eso que creamos este espacio para tí. Aquellos mensajes que contengan un contenido vulgar, difamatorio u ofensivo, serán eliminados por el administrador del sitio. Leer normas y políticas