Articulista invitado
Héctor Yunes Landa
 

Otras entradas
2017-11-13 / Primer Informe de Gobierno: Veracruz primer lugar … en ejecuciones
2017-11-06 / Cosamaloapan: Que nos sirva para Generar empleo y combatir la pobreza
2017-10-30 / No hay que buscarle alas a los tlacuaches
2017-10-23 / El “gobierno del cambio” ahuyenta al turismo
2017-10-16 / Periodicidios, feminicidios y ahora infanticidios
2017-10-09 / Amozoc-Perote, un asalto en despoblado
2017-10-02 / El peligro de ser mujer en Veracruz
2017-09-25 / Donar hasta la alegría
2017-09-18 / Como tener tu propio negocio
2017-09-11 / MAYL no combate la pobreza, la utiliza
 
.
Asaltan más de un banco al día en Veracruz
2017-11-20

Apenas el viernes pasado, nos enteramos que un solitario ladrón asaltó la sucursal del banco HSBC ubicado en la Plaza Crystal de la capital del estado. En efecto, los robos a bancos han dejado de ser esos montajes espectaculares donde interviene un gran número de delincuentes, que se dedicaban a estudiar durante meses y de manera minuciosa cada detalle para dar el gran golpe.


Hoy los robos a bancos son realizados generalmente por delincuentes solitarios y por pequeñas sumas de dinero; por eso no deja de llamar la atención la incapacidad de las autoridades para prevenir estas acciones y atrapar a los delincuentes, en un entorno donde los sistemas de seguridad privada, la policía estatal y hasta un tráfico demencial, no son suficientes para inhibir la temeraria acción de los ladrones.


En los últimos meses, ir al banco a hacer cualquier tipo de transacción financiera resulta una aventura extrema. En el estado de Veracruz, según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), asaltan más de un banco cada día, lo que representa un verdadero reto para las instituciones bancarias pero un grave riesgo para los cuentahabientes.


Esto quiere decir que el robo a bancos no es algo excepcional, por el contrario. Según el resumen de incidencia delictiva del SNSP, hasta el mes de septiembre se había registrado un total de 434 robos a instituciones bancarias, 309 de ellos particularmente a bancos, ya sea directamente en sus sucursales o a cajeros automáticos. Eso significa que en Veracruz se cometen 35 asaltos cada mes.


Lo grave en el caso de los robos a bancos, es que la mayor parte de ellos -242 de los 309 denunciados- se realizaron con violencia. Uno de los periodos con el mayor registro de incidencia fue precisamente los primeros meses del año, cuando el gobierno de Veracruz aseguró que la seguridad en las instituciones bancarias no era su responsabilidad por tratarse de una propiedad privada.


Esto ha dado lugar a un falso debate en lugar de una negociación apropiada que resulte a favor de la seguridad de los usuarios de los bancos. El gobernador Miguel Ángel Yunes ha dicho que los bancos no son unas islas que merezcan un trato preferencial, tratando de justificar una vez más, el fracaso en su política de seguridad pública.


Si bien es cierto que la autoridad no puede de dotar de seguridad individual a cada negocio particular del estado, también lo es que muchos asaltos se realizan en el entorno de las bancos, en las propias plazas comerciales, donde los delincuentes podrían tener acceso a información privilegiada sobre el manejo que hacen los cuentahabientes de su dinero.


En estos casos, se trata de lamentables hechos donde las personas son despojadas de la nómina de sus empleados, de dinero destinado a la inversión o la compra de una propiedad, un automóvil o cualquier otro propósito. Y se trata de robos con violencia en lugares públicos, por lo que estos hechos ya se encuentran en el ámbito de responsabilidad de las autoridades.


Entonces, ¿porqué no buscar una solución conjunta que permita a las instituciones bancarias dar mayor seguridad a sus usuarios, al mismo tiempo que se puede reducir la incidencia de este tipo de asaltos, en la mayoría de los casos a mano armada? Pensar que sólo es un problema de los bancos, es una visión retrógrada que ha puesto en riesgo a muchas personas.


Para los bancos, las pérdidas son menores porque las cantidades despojadas a su personal suelen ser menores por los propios sistemas de seguridad interna. Ya sólo hay cajeros automáticos en plazas comerciales o los propios bancos. En cambio, para muchos cuentahabientes, estos robos representan un durísimo golpe a su economía, al de sus negocios, y principalmente, a su seguridad física, cuando corren el riesgo de ser violentados por los asaltantes.


El gobierno, como a muchos otros sectores de la sociedad, ve a los bancos como sus adversarios. Mientras eso suceda, todos estaremos en riesgo. Afortunadamente sólo faltan 375 días para que concluya el desastre del autollamado "gobierno del cambio", encabezado por el también autollamado "experto en seguridad", Miguel Ángel Yunes.


facebook.com/HectorYunes


Mail: hector.yunes@senado.gob.mx


Instagram: hectoryuneslanda


Twt: @HectorYunes

 
Comentarios
 
En Política al Día nos interesa tu comentario, es por eso que creamos este espacio para tí. Aquellos mensajes que contengan un contenido vulgar, difamatorio u ofensivo, serán eliminados por el administrador del sitio. Leer normas y políticas