Los reporteros somos noticia
Lorenzo Franco Aranda
 

Otras entradas
2017-12-04 / Se rumoró en los cafés
2017-11-26 / Atrio de catedral
2017-11-19 / Los reflectores políticos
2017-11-12 / Caminando por Enríquez
2017-11-05 / ¿Qué pasa ahí?
2017-10-28 / Se rumoró en los cafés
2017-10-22 / Los reflectores políticos
2017-10-15 / Los reflectores políticos
2017-10-08 / Los reflectores políticos
2017-09-30 / Los reflectores políticos
 
.
La plazuela del carbón
2017-12-10

 En su columna “Mira Política”, publicada el martes 05 de este último mes del 2017 en el icónico Diario de Xalapa, la bien informada comunicadora norveracruzana, Guadalupe H. Mar Vázquez, comentó:


“Hoy en México la impunidad, la corrupción y en especial el crimen organizado, han puesto en riesgo una labor fundamental para la sociedad, la del periodismo”, es parte del texto que aparece en el desplegado que emitieron propietarios y directores de medios de comunicación impresos y electrónicos el lunes 04, en el marco de la 72 Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en la CDMX.


“Como profesionales de la información, denunciamos la ofensiva asesina que han padecido miembros de nuestra comunidad en el ejercicio de su tarea de investigar y difundir las actividades de la criminalidad, entre estas la narcodelincuencia en México”, se añadió en el desplegado surgido a iniciativa de Juan Francisco Ealy Ortiz, presidente ejecutivo y del consejo de administración de El Universal, así como del presidente de Grupo Salinas, Ricardo Benjamín Salinas Pliego.


También lo suscribió un importante número de medios de comunicación del país -que no de provincia- ante la preocupación por las agresiones al periodismo mexicano, así como consorcios periodísticos, entre ellos la agencia española de noticias EFE, Cuartoscuro, El Financiero, Grupo Fórmula, Imagen, Milenio, Proceso y Grupo Expansión.


El desplegado de los medios de comunicación tiene como objetivo expresar el rechazo a las agresiones y asesinatos que se han cometido en contra de periodistas en todo el país.


Los representantes de los medios de comunicación que firmaron el desplegado expusieron “que pese a las reformas emprendidas entre 2006 y 2015, el sistema de justicia mexicano - tanto en las instancias locales como federales- se ha visto rebasado ante la violencia contra la prensa que no sólo golpea al sector periodístico, sino lesiona su misión de velar por el derecho de la sociedad a saber, clave para consolidar una democracia”.


En este frente común contra la violencia en México, en particular la que han sufrido los periodistas mexicanos, dijo Juan Francisco Ealy Ortiz en la reunión de la SIP: “Sólo unidos toda la prensa, -electrónica e impresa- podremos dar frente al crimen organizado.


“Hemos convocado, sobre todo en el norte del país, a muchos editores porque muchos periodistas han sido sacrificados por el crimen organizado. Yo creo que el crimen organizado es lacerante y es un tremendo cáncer que tiene México y si en la prensa estamos unidos todos, vamos a salir adelante”.


Por cierto, en la 72 Asamblea General de la SIP, en la mesa de trabajo “Censura letal: ¿Cómo romper el ciclo de la impunidad y la violencia en México?”, participó Víctor Murguía Velasco, director de Diario de Xalapa, perteneciente a la Organización Editorial Mexicana (OEM), quien expresó: “En Veracruz no lo decimos, pero hay miedo y nos lleva a la autocensura; no veo cómo salir de ahí”.


Como periodista de varias décadas de experiencia y sobre todo, por haber vivido de cerca la agresión de la delincuencia organizada en contra de un periodista veracruzano, Murguía Velasco enfatizó a modo de denuncia:


“La táctica de las autoridades estatales ante cualquier asesinato de periodistas es criminalizarlos. Durante el gobierno de Felipe Calderón hubo más de 100 mil muertos ligados a la violencia y en la administración de Enrique Peña Nieto, van alrededor de 60 mil; son cifras de escándalo”.


Por cierto, la criminalización de la que habló Murguía Velasco en la asamblea de la SIP ya es tema de investigación de especialistas de la comunicación quienes analizan frases criminalizantes como “no eran gente de bien” y “se matan entre ellos”, dignas de tesis.


SE RUMORO EN LOS CAFES


- Agradecemos a la acuciosa columnista Yamiri Rodríguez Madrid nos comparta sus leídos comentarios, esta vez con el título de “Los medios, cerrando filas contra la violencia”


El lunes 04 de este mes, 39 medios de comunicación en todo el país publicaron un desplegado en el que a la par que se exige un cese a la violencia, proponen cuatro puntos prioritarios para atender la situación actual del gremio.


1.- Desarrollar una estrategia conjunta que  permita incidir de manera eficaz en la prevención de ataques contra periodistas y medios de comunicación, independientemente de dónde provengan tales ataques y cuál sea su modalidad.


2.- Constituir en lo inmediato un Grupo de Trabajo formado por directivos y medios de comunicación, para que laboren en delinear acciones de corto, mediano y largos plazos.


3.- Este Grupo de Trabajo podrá establecer comités o subcomités, con el apoyo de otras empresas de medios que estén o no representadas por los suscritos, para desarrollar proyectos concretos alineados con una visión general.


4.- Emprender una campaña conjunta orientada a la sociedad en general, para compartir con transparencia su visión sobre el desafío que tienen enfrente.


Asimismo, en dicho desplegado se planteó la necesidad de mejores condiciones salariales para los trabajadores de los medios, pues la falta de prestaciones de ley y los bajos salarios, son una constante.


Y pusieron sobre la mesa el hecho de que pese a las reformas emprendidas entre 2006 y 2015, el sistema de justicia mexicano -tanto en las instancias locales como federales- se ha visto rebasado ante la violencia contra la prensa, que no sólo golpea al sector periodístico, sino que también lesiona su misión de velar por el derecho de la sociedad a saber, clave para consolidar una democracia.


Lo que llama la atención es que a pesar de que Veracruz es uno de los Estados en donde más se han asesinado periodistas, en donde más amenazas hay contra reporteros, no hay un solo medio de comunicación estatal que haya signado el acuerdo.


Esperemos que en el camino podamos sumarnos y no nos estemos haciendo de oídos sordos, ante un tema que tanto nos golpea, sobre todo a los periodistas veracruzanos.


LENGUA A LAS FINAS HIERBAS


- En fecha reciente, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares fue entrevistado en Boca del Río para conocer su punto de vista acerca de lo dicho por AMLO de amnistiar a los narcos. Sus respuestas fueron en este sentido:


A ver, López Obrador propuso una Ley de Amnistía para pacificar al país, según él. ¿Qué es lo que significa amnistía? Amnistía significa perdón. Es perdonar a los delincuentes.


Solamente alguien que está fuera de sí o que no tiene la menor idea del problema que estamos viviendo en materia de seguridad, se atreve a proponer algo así, y déjenme decirles por qué:


Primero, una Ley de Amnistía para los delincuentes no sólo impediría que sancionáramos a los que hoy están delinquiendo, sino que también abriría las puertas de la cárcel a prácticamente todos los delincuentes, porque lo que propone López Obrador es no castigar a los narcotraficantes, a los secuestradores, a los violadores, a los feminicidas, a todos los que causan violencia.


Pero también los que están dentro de la cárcel se verían beneficiados por una Ley asíEs realmente un absurdo, es una locura; una locura total.


Solamente alguien como él se puede atrever a plantear eso, evidentemente lo que requiere México es una política de seguridad pública mucho más eficiente; nadie niega que haya problema, pero no es perdonando a los delincuentes y abriendo la cárcel a todos los que están ahí dentro, como se va a resolver el problema.


A los delincuentes hay que combatirlos con firmeza, con mano dura, con mano firme, eso es lo que hay que hacer; lo otro es una locura típica de un individuo que no sabe qué decir, en un tema sustantivo para el país.


Estas declaraciones hay que tomarlas en cuenta y preguntarle a la gente si está de acuerdo en que, por ejemplo, se libere al Mochaorejas, quien mataba a las personas después de cortarles manos, dedos y orejas; o que se libere o que quede sin responsabilidad en México el Chapo Guzmán, que es lo que está proponiendo López Obrador.


Realmente es un loco, hay que decirlo con toda la expresión, con toda claridad, es un individuo que está fuera de sí; nadie en sus cabales puede proponer perdonar a los delincuentes y vaciar las cárceles. Qué bueno que lo haya dicho, para que la gente sepa de quién se trata.


- Al destacar hace poco el profesionalismo, honradez y calidad del trabajo de los reporteros gráficos que se plasman en el libro “Xalapa a Diario”, Víctor Murguía Velasco, director de Diario de Xalapa, dijo que esta obras fue editada con apoyo de la UPAV, “una institución que ha venido a revolucionar la educación superior en el Estado y que al igual que ese medio de comunicación, ha logrado la identificación con el pueblo veracruzano”.


Ante Celso David Pulido Santiago, jefe del Departamento de Organizaciones y Partidos Políticos de gobierno del Estado, en representación del gobernador Miguel Àngel Yunes Linares; David Felipe Moreno Mendoza, coordinador para la Difusión y Optimización de los Servicios Educativos y representante del titular de la SEV, Enrique Pérez Rodríguez,  así como del subsecretario de Desarrollo Educativo, Uriel Flores Aguayo, Murguía Velasco agradeció el apoyo de la UPAV y de su rector Carlos Raúl Velázquez Hernández, para la edición de este libro.


Indicó que el contenido del mismo “revelan el arte y el esfuerzo de quienes conforman el equipo de fotógrafos de Diario de Xalapa; además de las situaciones difíciles que en ocasiones tienen que vivir para realizar su labor por el enorme cariño que le tienen al periódico que cumplió 74 años de existencia y que como nunca, hoy está ligado a la historia y al acontecer cotidiano de Veracruz”.


Murguìa Velasco destacò que Diario de Xalapa es parte de la Organización Editorial Mexicana en la que la visión de la presidenta y directora general, Paquita Ramos viuda de Vázquez Raña, trabaja fuertemente para mantener informado a todo México, “labor en la cual es apoyada por Francisco Torres Vázquez,  vicepresidente ejecutivo y por  Francisco Torres Cano, director general de ventas de Estudios Tepeyac, el corporativo que agrupa a las radiodifusoras ABC en el país”


- Radio Teocelo contó con la presencia del director de cine mexicano Alberto Cortés, quien el viernes 08 de este guadalupano mes proyectó el largometraje  “El maíz en tiempos de guerra”.


El director de esa radio comunitaria, Elfego Riveros Hernández, señaló que su visita es de suma importancia, toda vez que la gente dedicada a la defensa del territorio podrá dialogar con el cineasta.


El entrevistado indicó que existe una coincidencia entre lo que pretende visibilizar Alberto Cortés sobre los espacios de autonomía y la defensa del territorio, así como la permanencia de Radio Teocelo, después de 52 años.


“Porque Radio Teocelo quiere seguir, quizás con mucha pasión y mucha terquedad en defender un espacio de comunicación alternativa. No obstante, todas las limitaciones y todos los estándares que pone el gobierno federal. Queremos seguir en esta ruta de la comunicación comunitaria, como una comunicación distinta a la pública y la privada”.


- La revista estadounidense Time ha seleccionado como “persona del año” a las mujeres y hombres víctimas de acoso y abuso sexual, quienes lo denunciaron en este 2017.


Esta vez, la revista no eligió a una, sino a varias personalidades y activistas que alzaron la voz contra el acoso y la violación sexual, que sufrieron anteriormente.


Con el título “The Silence Breakers”, Time enlista a más 10 personalidades, entre ellas las más representativas de este movimiento que inició con #MeToo (#Amítambién, en español) en redes sociales.


La revista señaló que este reconocimiento a las víctimas es para dejar de callar lo que está mal en este mundo; lo que no es correcto, ya que las personas del año son las que inspiran a la sociedad a ser mejor, “para empujarnos a todos a dejar de aceptar lo inaceptable.


Entre las personalidades reconocidas por TIME es Ashley Judd, quien denunció que en 1977 el productor Harvey Weinstein intentó violarla; al querer denunciar entre sus conocidos de Hollywood, se sintió rechazada por ese gremio, ya que era una práctica rutinaria para el cineasta y había una cierta complicidad en la “Meca del Cine”.


Por su parte, Susan Fowler, una trabajadora de Uber, denunció en su perfil de redes sociales el acoso que sufría en la compañía por parte de sus compañeros, lo que inició una investigación provocando más de 20 despidos.


- Recientemente, el portal informativo Libertad bajo palabra, cuestionó: ¿Y qué podría hacer la CEAPP en el caso de los periodistas que se sienten intimidados por el gobernador y sus colaboradores?


¿Darles un pañuelo y llorar con ellos? Y es que ya lo dijimos antes, además de dar becas para maestrías a unos cuantos elegidos, además de pagar reparaciones de automóviles, la Comisión Estatal de Atención y Protección para los Periodistas también sirve para dar consuelo y para mostrar a los periodistas despedidos, de mala manera, donde está la puerta de salida.


Ya quisiéramos ver a la CEAPP mandando un exhorto al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares para que sea más amable y cariñoso con los periodistas, sobre todo con aquellos que en las elecciones pasadas lo llenaron de infamias, sobre todo aquellos que recibían del gobierno de Duarte magníficas prebendas, sobre todo aquellos que ocultaron la realidad de Veracruz, diciendo de Duarte que sería recordado como el mejor gobernador que haya gobernado Veracruz.


Ya lo dijimos antes, la CEAPP y la “carabina de Ambrosio” sirven para la misma cosa. ¡Ya finiquítenla!


- El PT -por voz del coordinador de la Comisión Ejecutiva Estatal, Vicente Aguilar Aguilar- dijo en reciente conferencia de prensa “observa el posible uso de recursos públicos para fines políticos por parte del gobierno federal, pues está desplegando excesivos recursos para intentar levantar un candidato que nació muerto.


“Con el ‘destape de su candidato’ priista, utiliza todos los medios para posicionarlo ante el electorado. El PT estará muy atento para que los delegados estatales de las diferentes Secretarías no desvíen ningún peso para cuestiones políticas, en aras de apoyar a su candidato.


“José Antonio Meade Kuribreña ha manifestado en su destape que no “habrá nuevos impuestos”, en caso de ganar.  Tal aseveración es una burla más, como tantas otras solapadas que anteriormente ha hecho.


“Antes de renunciar a su anterior cargo, propuso un aumento de impuestos a los energéticos que vende el gobierno federal. Igualmente, autorizó el aumento a los productos de la canasta básica, con el único propósito de recaudar más dinero a costa del sufrimiento de los más pobres…”


- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó recientemente en su cuenta de Twitter a la cadena informativa CNN, a la cual acusó de cometer un “error cruel e intencionado” en un reporte en el que incluyó a uno de sus hijos y miembros de su campaña electoral, por lo que  la cadena se vio obligada a corregir.


El mandatario estadounidense se refirió así a la información publicada por CNN, la cual  señaló que el hijo mayor del presidente recibió el 4 de septiembre un correo electrónico relacionado con los documentos de la campaña demócrata que fueron filtrados por WikiLeaks en una fecha posterior.


EL ATRIO DE LA CATEDRAL


Agradecemos al acucioso comunicador capitalino José Antonio Aspiros Villagómez nos comparta su leída sección Textos en libertad, ahora con el título de “Diciembre y la Navidad”.


Diciembre se llama así porque era el décimo mes del año, “según la cuenta de los antiguos romanos” y, después, el “duodécimo del calendario que actualmente usan la Iglesia católica y casi todas las naciones de Europa y América” (Gran Enciclopedia Salvat, tomo 10, s/f).


 


Y era el mes más esperado por este tecleador durante su infancia -más que el siempre magro 6 de enero- por lo mucho que disfrutaba las fiestas decembrinas.


Cada año, su madre lo llevaba por la avenida Parque Lira al mercado de Tacubaya para comprar la piñata, la fruta, el heno y el musgo, unas ramas de pino para colgar faroles, esferas y serpentinas en el Nacimiento que poníamos en una mesa grande; las velitas para cantar el “Ora pro Nobis” antes de pedir posada, las luces y coloridas canastitas de cartón y papel crepé llenas de colaciones, todo lo cual hacía la felicidad de los niños.


Éramos muchos primos y hermanos, suficientes para hacer las posadas en grande. Se adornaba todo el patio de la casa y nunca faltaron los romeritos, la ensalada de Noche Buena, el ponche, ni los buñuelos. Y un Niño Dios más grandote que las demás figuras del Nacimiento, que era arrullado por diferentes “madrinas” cada año.


Hace unas noches, el tecleador recordaba con sus hermanos cómo, ya adolescentes, junto con otros compañeros de la ACJM, nos reuníamos para partir piñatas -algunas, hechas por el tecleador- y tomar cubas en la casa del veterano boxeador Agustín Zaragoza, padre de Agustín y Daniel, quienes llegaron a ser campeones del mismo deporte.    


Afuera de un conocido comercio en la avenida Insurgentes de la CDMX vendían castañas asadas, y atrás de sus grandes aparadores ponían figuras con música y movimiento, que eran un atractivo de obligada visita. Según esos recuerdos, allí habría aparecido el primer Santa Claus que llegó al Distrito Federal.


Todavía nuestros hijos alcanzaron algo de aquellas tradiciones que cada vez fue más difícil conservar -incluidos los villancicos, grabados en un disco elepé por juveniles cantantes de rocanrol- pues se desdibujaron cuando alguien convirtió las posadas en meros pretextos para libar, bailar y divertirse como en cualquier otra fiesta del año y como las nueve posadas eran pocos días para ello, agregaron las preposadas.


Un día llegaron muchos santacloses para compartir con los Reyes Magos espacios en la Alameda Central, recibir las cartas de los niños y tomarse la foto con ellos. Los comercios se apoderaron vorazmente de la festividad e impusieron sus productos para la temporada (ahora los traen de China). Las piñatas ya no tienen olla de barro, son de un cartón que nunca se rompe.


Los arbolitos adornados con una nieve que no era propia de la capital mexicana (salvo en el Ajusco, y el 11 de enero de 1967 cuando nevó en la urbe) suplantaron en muchos lugares a los Nacimientos, algunos de estos muy bellos y hasta didácticos, como el de los tíos políticos Hilda y Guillermo, que llenaba una habitación con diversas y bien puestas escenas bíblicas.


Aparte, en una ciudad tan grandota como la de México ¡Qué pesado es diciembre! Peregrinaciones, parálisis vial, estacionamientos a tope, demasiados gastos, enloquecidos tumultos en calles y tiendas, escasez de taxis, alta contaminación atmosférica, visual y auditiva; montañas de basura, mayores riesgos de asaltos y accidentes. Y así pone cara de felicidad tanta gente.


Otros, en cambio, por todos esos motivos tienen sin proponérselo una “Amarga Navidad”, como el título de aquella canción de José Alfredo Jiménez que cantaba Amalia Mendoza, “La Tariácuri”.


El tecleador suele decir que, si pudiera, desaparecería del calendario el mes de diciembre; y no porque se sienta un émulo de Ebenezer Scrooge, el personaje de Charles Dickens, sino porque ha padecido todas estas calamidades y lamenta tener que rechazar la mayoría de las invitaciones a comidas y brindis de fin de año.


Sería una pesadilla atenderlas todas, por mucho que se estime a los convocantes. ¿Por qué no festejar mejor la llegada del año nuevo en lugar del viejo, pero en enero, ya sin el estrés decembrino?


Y no tiene caso reiterar lo que todos sabemos: ni siquiera se conoce la fecha exacta del nacimiento del Niño Dios; incluso, muchos estudiosos dudan que haya sido el 25 de diciembre. Pero eso es poco relevante frente al hecho de que la Iglesia lo festeja ese día y punto, sea exacto o no.


Al tecleador le queda la esperanza de que sobrevivan las tradiciones en su nuevo lugar de residencia, pues dicen que el municipio y algunos vecinos organizan adecuadas tertulias y concursos de Nacimientos. Y a falta de memorables conciertos de Navidad, como aquel de 1999 de los tres grandes tenores, habrá en estos rumbos otros con intérpretes locales.


De manera que nos disponemos a engalanar navideñamente el hogar, pues ya llegaron acá “diciembre y sus posadas, y se va acercando también la Navidad”, en seguimiento de la canción “Regalo de Reyes”, de David Lama Portillo y cantada por nuestro vecino de Tacubaya, Javier Solís, a cuya novia Maura -una de varias- conocimos.  “Por eso y muchas cosas más -y con permiso de su autor Luis Aguilé, donde se encuentre- ven a mi casa esta Navidad”.


CAMINANDO POR ENRIQUEZ


- El politólogo Emilio Cárdenas Escobosa nos ha enviado gentilmente su reciente colaboración De Interés Público, esta vez titulada “Legalizar la militarización del país, grave retroceso y amenaza a los derechos humanos”


La Cámara de Diputados aprobó la Ley de Seguridad Interior, un polémico marco regulatorio a la participación de las fuerzas armadas en tareas de combate al crimen en México. Con ella se pretende regularizar una situación que vivimos de facto desde hace más de una década.


Con esta nueva ley, aprobada en ‘fast-track’ por los diputados, se abre sin duda la puerta a una mayor militarización del país, al dar vía libre a los gobiernos para desentenderse de las tareas de conformar cuerpos policiacos eficientes, honorables y debidamente capacitados, para optar cómodamente por solicitar la intervención de las fuerzas armadas y suplir las carencias estatales, tal y como ha venido sucediendo en el país y donde Veracruz es una clara muestra de ello.


La militarización de la seguridad pública de México, de acuerdo a datos de especialistas, ha tenido tres grandes consecuencias: ha incrementado la violencia en el país mientras persisten las violaciones de derechos humanos; ha reducido la urgencia y presión para aprobar reformas que fortalezcan a la policía civil y ha minado la rendición de cuentas en la seguridad, hasta casi desaparecerla por completo.


Se ha insistido desde hace varios años que tener al Ejército en las calles en funciones de seguridad pública contraviene lo dispuesto por la Constitución General de la República, puesto que el artículo 21 establece que las instituciones de seguridad pública son de carácter civil y que mantener a los militares no garantiza en absoluto la contención del crimen organizado, tal y como desgraciadamente ha sucedido. Los resultados de su presencia en tareas de seguridad no han dado los resultados esperados. Ha sido una estrategia fallida.


Porque debe recordarse que a casi once años de la puesta en marcha de la política de militarización, la situación de la seguridad pública y el respeto a los derechos humanos en México no deja lugar al optimismo.


Los reportes diarios en diversos sitios del país, donde Veracruz acapara la atención nacional, dan cuenta de crímenes, ejecuciones, decapitaciones, hallazgos de fosas clandestinas, entre muchas notas terribles que muestran la gravedad del problema, con todo y la participación del Ejército y la Marina,  junto a las policías estatales en el combate al crimen organizado.


De ahí que la ley aprobada sólo profundizará el problema, pues dará la facilidad a las autoridades federales, estatales y municipales para seguir evadiendo sus responsabilidades constitucionales en materia de seguridad pública.


Normalizar la intervención de las Fuerzas Armadas en labores policiales sólo contribuirá a perpetuar la situación que se busca subsanar, porque no habrá incentivos para preparar corporaciones de seguridad eficaces, ya que los gobiernos tendrán el recurso legal para encubrir este grave vacío institucional con requerimientos de intervención de las fuerzas armadas.


Apuntan que la Cámara de Diputados decidió avalar en detrimento de los derechos humanos, la intervención de las fuerzas armadas en tareas de seguridad que no le competen y, con ello, un modelo de seguridad que ha sido demostradamente fallido por las violaciones sistemáticas e impunidad que se han registrado en diversos casos.


Incluso, Amnistía Internacional México manifestó profunda preocupación por la aprobación de la Ley de Seguridad Interior y la calificó como “un retroceso en materia de derechos humanos”.


Lo más preocupante y que debe alertarnos a todos, es la ambigüedad que deja en lo referente a la actuación de las fuerzas militares ante movilizaciones sociales o políticas de protesta, al señalar que cuando existan amenazas a la seguridad interior podrán participar, “como último recurso del Estado”.


Pese a que la ley aprobada por los diputados precisa que las expresiones de protesta social o de carácter político-electoral “que se realicen pacíficamente” bajo ninguna circunstancia serán consideradas como amenazas a la seguridad interior, la espada de Damocles pende en adelante sobre quienes cuestionen el status quo, unas elecciones fraudulentas u osen tomar la calle y a quienes protesten se les infiltren grupos de provocadores aleccionados para actuar violentamente, como la historia ha mostrado que hacen los gobiernos que se ven en riesgo o son cuestionados por la sociedad…


LOS REFLECTORES POLITICOS


- La gentil maestra Zaira Rosas Lara nos ha compartido su interesante reflexión titulada “Tu ¿Dónde estabas?”


Comienza la temporada de destapes, unos más evidentes que otros, la persecución de electorado, la temporada de promesas y palabras repetidas cada seis años.


Junto con el endulzamiento de oído llegan las investigaciones, las guerras entre Partidos y el exhibicionismo de antecedentes; es en este momento donde realmente deberíamos conocer quién es quién, antes de indagar en sus propuestas hemos de saber dónde han estado, qué causas han defendido, cuáles han perseguido, cómo han actuado a lo largo de la historia y de quiénes se han rodeado.


No es casualidad que la más reciente proyección priísta esté más vinculado con otros Partidos, o que los independientes aparezcan en masa buscando conseguir el mínimo de firmas para poder contender, ni los ataques entre ideologías que a partir de ahora no dejaremos de ver.


Los medios informativos, las redes sociales y los diversos canales de comunicación, jugarán un papel esencial en las elecciones; por ello, tampoco es casualidad que en medio de la crisis, Televisa intente expandirse con la adquisición de plataformas digitales.


Tampoco es casualidad que se posicionen en la agenda temas de contenido político y se dejen de lado leyes con afecciones sociales, porque al final seguimos en una era de información masiva, donde el que no se informa debidamente, sigue sin poder ver qué está ocurriendo realmente en su entorno.


Constantemente hablamos de crisis, de la inseguridad y los distintos temores que ésta suscita, pero nuestras exigencias llegan sólo después de eventos lacerantes que con el tiempo se olvidan; pedimos a los candidatos que cumplan sólo porque en el pasado nos dejamos engañar y actuamos solo cuando la desgracia toca en nuestra puerta.


Pero ¿Qué pasaría si ese análisis y esa exigencia comenzáramos a hacerlo entre nosotros; si en vez de preguntar a nuestros gobernadores dónde estaban cuando mataron a tantos periodistas o dónde estaban cuando creció la inseguridad, comenzamos por preguntarnos ¿Dónde estábamos cuando permitimos que todo esto se incrementara?


Es fácil pedir explicaciones y responsabilizar a otros de los males que hoy nos atañen; es fácil señalar culpables y exigir a otros que sean héroes, porque nosotros no nos atrevemos, porque el miedo nos detiene y vivimos creyendo que otros deben salvarnos.


Nos resulta sencillo pedir a los periodistas heroísmo, aún a costa de su vida, pero nosotros no somos capaces, ni de emitir una opinión crítica por miedo a las represalias; nos hemos olvidado de nuestra responsabilidad como ciudadanos, hemos actuado según nuestra conveniencia y dejado de lado nuestro deber cívico y social.


Cuando avance la temporada electoral y alguien nos pregunte y tú, ¿Dónde estabas? Ojalá seamos capaces de responder lo mínimo: Yo estaba entregando mi conocimiento para el desarrollo; yo, ama de casa, estaba educando a mis hijos para empoderarlos en un mejor futuro.


Yo, profesor, estuve formando ciudadanos comprometidos y críticos; yo estaba informándome para poder votar de la mejor forma. Que en todo momento la respuesta lleve a un compromiso con nosotros y los demás; que al responder no sintamos vergüenza o deslindamiento, porque si alguien nos pregunta dónde estábamos y la respuesta es que estabas sentado en la comodidad del hogar o esperando a que alguien más llegara a hacer lo que a nosotros nos tocaba, no tendremos cara para exigir.

 
Comentarios
 
En Política al Día nos interesa tu comentario, es por eso que creamos este espacio para tí. Aquellos mensajes que contengan un contenido vulgar, difamatorio u ofensivo, serán eliminados por el administrador del sitio. Leer normas y políticas