Fuera de foco
Silvia Núñez Hernández
 

Otras entradas
2018-02-10 / De las lechitas podridas al operativo “Tiro de Gracia”
2018-02-07 / Alimentos caducos para los pobres y damnificados
2018-01-31 / De “exitoso abogado” a Patiño oficial
2018-01-24 / PRIAN contratan a JJ Rendón para campaña negra a Obrador
2018-01-15 / Una monarquía sangrienta para Veracruz
2018-01-13 / “Una burla los protocolos de seguridad estatal y federal para familiares y/o periodistas en riesgo”: Jorge Sánchez Ordóñez
2018-01-09 / Goyo Jiménez y familia, víctimas de la omisión y negligencia
2018-01-02 / Veracruz: rinconcito de baches y devastación
2017-11-29 / Yendi: De víctima a criminal
2017-11-27 / Ana Rosa Jiménez Jaramillo, actuaria judicial: madre de un presunto homicida
 
.
Los grandes negocios de la monarquía yunista
2018-02-13

La corrupción municipal 


El director de Comercio del ayuntamiento de Veracruz, Jesús Sanz Barradas está siendo denunciado por los vendedores ambulantes que están comercializando en las fiestas de Carnaval 2018. Los comerciantes informales, advierten que pagaron con anticipación sus permisos en el área responsable para poder vender con tranquilidad entre los asistentes de las fiestas carnestolendas, pero advierten que los inspectores de la dirección de Comercio los están interceptando en la vía pública para exigir “un dinero extra” bastante cuantioso. Pese a que les muestran el comprobante de pago del permiso correspondiente, actúan en su contra si no acceden. Como viles extorsionadores y sintiéndose con el “poder” absoluto que el puesto les otorga, al negarse los comerciantes a pagar “el tributo” de la monarquía yunista, los sujetos actúan en contra de los vendedores, sacándolos y decomisándoles sus mercancías. 


El día de ayer por medio de mensajería de WhatsApp se le preguntó al director de Comercio, Jesús Sanz Barradas sobre estos actos de corrupción que están cometiendo el personal a su cargo. No hubo respuesta. Su negativa a emitir alguna tipo de opinión es peculiarmente incriminatoria, pues nos da pauta a pensar que los inspectores actúan bajo las órdenes de su titular.


Se procedió posteriormente a insistir a través de una llamada telefónica, pero literalmente el edil rechaza las llamadas. Tal vez para el funcionario público no sea de vital importancia aclarar este tipo de actos deshonestos que usualmente está tendiente a cometer tanto él como su área. Proceder en contra de los medios de comunicación de manera intolerante, perjudica absolutamente a los pobladores de su municipio. Los ciudadanos tienen el derecho a permanecer informada y su postura grosera y sus acciones de corrupción, manifiestan una innegable incapacidad para a estar al frente de una dirección en donde quienes la integran pueden soltarse a la corrupción a placer. 


¿O Será que sea orden superior? 


El alcalde de Veracruz e hijo del gobernador en turno, Fernando Yunes Márquez tendrá que pedirle cuentas a este intolerante sujeto. Se sabe que este hombre no tiene ninguna experiencia en la función pública. Antes de este puesto, era o es empresario del ‘giro negro’, pues sabe que tiene un barcito en las inmediaciones de la cabecera municipal de Boca del Río. El hoy director de Comercio se le hizo fácil aceptar un puesto en donde se sentía como el pez en el agua y bien rápido se dedicó a sacar el cobre. O tal vez, sus acciones correspondan a la estrategia que el propio presidente municipal está implementando y su inexperto funcionario sólo está cumpliendo “al dedillo” las órdenes de su jefe. 


Explotadoras españolas


Otro tema que mantiene enojada a la población del municipio de Veracruz es la falta de calidad de agua que  está distribuyendo el Grupo Metropolitano, Alcantarillado y Saneamiento (MAS). El vital líquido llega a los hogares del puerto en diversas circunstancias; en unas, con un fuerte olor a excremento; en otras, llena de tierra que en minutos se convierten en lodo al grado de taponear las llaves de agua y alcantarillado. Una situación que si Fernando Yunes Márquez no atiende a la brevedad, puede originar una pandemia de enfermedades gastrointestinales y de la piel a causa del agua sucia que utiliza la gente para preparar sus alimentos, bañarse y lavar su ropa. 


Además, la empresa también se encuentra cometiendo una imperdonable violación al enviar a su personal a las zonas marginadas y obligando a través de engaños para que la gente firme un nuevo contrato con ellos por 90 años. Anticonstitucional desde el lado que se le vea. Pero el alcalde argumenta que si disuelve la concesión que firmaron con el corrupto ex alcalde de Veracruz, Ramón Poo Gil –en complicidad con Alejandro Zairick Morante  como presidente de la Comisión del Agua- le tendría que pagar a Aguas de Barcelona y Odebrecht una fuerte de cantidad de dinero como penalización, pues éstas argumentan que han invertido en infraestructura y mantenimiento. Lo cual es absolutamente falso. Grupo MAS no han comprado ni un solo tornillo y el agua que distribuyen mantiene cero calidad al estar mal oliente y con tierra, acto que demuestra que no han realizado ni un tipo de limpieza en la red. Y con este omisión en la calidad del servicio, el edil puede tirarle la concesión si él quisiera.


El ejecutivo municipal tiene elementos de sobra para rescindirles el contrato, pero al parecer lo que está haciendo es ‘tiempo’ para que pase la campaña política a la gubernatura de su hermano, retomar el tema después de ellas y posteriormente hacerse cargo del negocio familiar, que es vender el agua a los ciudadanos a través de la trasnacional Acciona. A precio de oro molido, como está sucediendo en Boca del Río, que la gente paga un mal servicio a un precio elevado.


En Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez privatizó el agua. La responsable de explotar este vital líquido es la empresa española con razón social “Acciona”. Fue ésta que ganó la licitación de asignación directa pues a decir de ese entonces alcalde, era la única que contaba con un historial “impecable y reputación intachable”. Indudablemente, Yunes Márquez, cometió los mismos “errores” [si es que se les puede llamar así, pues se puede decir que es una acción absolutamente planeada] que su homónimo del municipio de Veracruz. Los mismos delitos y violaciones que cometió Ramón Poo Gil al permitir que una empresa extranjera sea quien explote un recurso natural y propiedad de todos los mexicanos. Violando  la Constitución Política la cual establece que el agua en un derecho para todos los mexicanos. Fue el 22 de noviembre del 2017, antes de terminar su mandato, que el hoy precandidato a la gubernatura de Veracruz notificó a través de los medios de comunicación la decisión tomada. 


¿Qué es Acciona? Es una empresa española constituida hace 100 años pero que fue en 1978 que apoyada por el gobierno aquel entonces priísta y legisladores, llega a México para construir los astilleros de la zona portuaria. Quienes residimos en el puerto de Veracruz recordamos vagamente un conflicto laboral entre la Administración Portuaria y trabajadores sindicalizados y de confianza. La misma estrategia que le aplicaron a los trabajadores del Sistema de Agua y Saneamiento (SAS), acusarlos de malos manejos administrativos para justificar la rescisión de su Contrato Colectivo. Después de todo el conflicto, la entrada triunfal de Acciona a la zona portuaria para administrar y edificar los astilleros [acción en donde ésta empresa olvidó construir una o varias plantas de aguas residuales para que los barcos se conectaran y no contaminaran el mar como hoy lo padecemos].


El trabajo sucio lo hizo la empresa Odebrecht y Aguas de Barcelona, quienes son los que explotan indebidamente el agua pero que no dudamos que en el momento de que sienta “seguro” el piso, Fernando Yunes Márquez le abra la puerta a Acciona para que ésta “prestigiada empresa española” sea quienes comercialice una riqueza natural que nos pertenece. 


Aquí le dejamos este link para que dé lectura a la forma de cómo Acciona ingresa a nuestro país y las violaciones laborales que cometieron en contra de los trabajadores portuarios. 


https://goo.gl/HD5Dcd 


Denuncia ciudadana


Advierte un boqueño que el servicio que está brindado la empresa española Acciona es realmente peor que él que ofrece Grupo MAS. Aquí el testimonio:


“Yo vivo en la colonia Carranza. En el municipio de Boca del Río (…) Hace unos días visité las oficinas de cobranza de agua para que me dijeran en donde podía reportar una fuga de agua. La mujer que me atendió, fue bastante grosera y me dijo que no era ahí, a lo que yo le indiqué que ya lo sabía y quería que me proporcionara un número para reportar la fuga (…) Me proporcionó el 2299567260 para fugas y el teléfono 2022222 del regidor tercero, German Arturo Yunes Morales con la comisión de  Turismo, Desarrollo Económico, Agua Potable, Drenaje, Alcantarillado, Tratamiento y Disposición de Aguas Residuales, (…) En el primero nunca contestaron y el segundo, me contestó una tal Minerva –no me quiso dar su nombre completo- y dijo que eso no lo atendían ellos, que era con la empresa (…) Es decir, no hay nadie que dé la cara y mientras tanto el agua desperdiciándose a grandes cantidades” denunció un ciudadano boqueño. 


Indicó que en la actualidad en Boca del Río y sobre todo en su colonia, hay un gran número de fugas de agua, pero que la empresa no atiende. “Estamos peor que en Veracruz, además licenciada, déjeme decirle que nos incrementaron el servicio de agua de manera exagerada (…) Yo siempre pago anual y anteriormente cuando estaba SAS yo pagaba mil 478 pesos (…) Ahorita me hicieron pagar cuatro mil 700 pesos (…) Es una violación y un abuso por parte del municipio” acusó. 


Es importante advertir que los ciudadanos al pagar su impuesto predial, a cambio, el ayuntamiento debe de garantizar a los pobladores el servicio de agua, la recolección de basura, el alumbrado público, pavimentación y alcantarillado de sus colonias y fraccionamientos. Los municipios al realizar este tipo de recaudación tienen la obligación de regresar con beneficios a todas los pobladores sin distingo alguno. Por eso es imperdonable que haya colonias con más de 30 años esperando que sea pavimentada y mientras tanto los alcaldes haciendo con ese dinero obras de “relumbrón”. 


El agua es un derecho y obligación que es responsabilidad del ayuntamiento otorgarlo y el ciudadano al pagar su predial, contará con dicho servicio. Violentando todo ello, ahora los alcaldes pretenden cobrar doblemente algo que ya el ciudadano paga por medio del impuesto predial. Haber declarado en la quiebra al SAS y no tener en la cárcel a ningún saqueador, fue una estrategia pueril y corrupta para justificar la privatización del vital líquido, al cual tienen derecho los mexicanos y los veracruzanos. El problema que la sociedad es miedosa y la corrupción política se agarra de ello. 

 
Comentarios
 
En Política al Día nos interesa tu comentario, es por eso que creamos este espacio para tí. Aquellos mensajes que contengan un contenido vulgar, difamatorio u ofensivo, serán eliminados por el administrador del sitio. Leer normas y políticas