Estilo

La lucha por la herencia 'Playboy'
Por: Agencias

La lucha por la herencia 'Playboy' /
2017-09-30  
08:49

“Legado”. Esa es la palabra que ahora suena en los familiares, socios y amigos de Hugh Hefner, fallecido por causas naturales la noche del miércoles a los 91 años. Pero también “herencia”. Y mientras que el legado cultural y comercial puede ser recibido por todos, la herencia es otra cosa.

La fortuna personal del fundador de la revista “Playboy” asciende a 105 millones de dólares, una cifra nada despreciable que se repartirá entre los cuatro hijos del casanova, la Universidad del Sur de California y varias organizaciones benéficas que apoyaba. ¿Y la última esposa de Hefner? Ella no verá ningún centavo.

Crystal Harris (de 31 años cumplidos) y Hugh Hefner se casaron en diciembre de 2012. Fue la tercera esposa del también empresario y filántropo, y con toda esa experiencia matrimonial, le hizo firmar un acuerdo prenupcial que entre otras cosas, la excluyó de su testamento.

Harris pasó las horas previas a la muerte de Hugh subiendo artículos de moda y videos graciosos a su cuenta de Facebook, lo que pone en duda que estuviera al pendiente de la condición de su ahora difunto marido. Lo cierto es que desde hoy es una de las viudas más famosas del mundo del entretenimiento, y todo apunta a que no se resignará a quedarse sin nada de la herencia.

Hugh Hefner será sepultado en el cementerio Westwood Memorial Park en Los Angeles, pero no en cualquier tumba. El “playboy” pagó 75 mil dólares en 1992 para reservar el lugar que está al lado de Marilyn Monroe. Ahora, permanecerá eternamente al lado de quien fuera su primera conejita. 

Pero, ¿quién se queda con la revista?

Con 25 años cumplidos, Cooper Hefner, hijo de Hugh con la modelo Kimberley Conrad —que fue su segunda esposa—, será el encargado de mantener a flote el emporio, cuya caída en ventas se ha mantenido constante durante todo el siglo XXI.

El compromiso de Cooper con la revista no está en duda. Su apuesta es regresar a las fotos sexys y arriesgadas, incluso si eso implica que aparezca su novia, Scarlett Byrne —ex actriz de Harry Potter—, en la publicación. 

Cooper promete que la revista regresará a ser un referente de “Estilo de vida”, y no descuidará los contenidos online.

Cinco claves para entender su éxito

Hugh Hefner fundó la revista “Playboy” en 1953. El primer inversor de la publicación fue… la mamá de Hugh, quien le dio 10 mil dólares para “echar a andar” el negocio. La primer portada fue engalanada por Marilyn Monroe y vendió 53 mil 991 copias. 

El gancho de la publicación eran las atractivas damas que posaban. Marilyn Monroe, Pamela Anderson, Ursula Andress, Kim Kardashian, Sharon Stone, Cindy Crawford, Farrah Fawcet y hasta Marge Simpson forman parte de las miles de “conejitas” que desfilaron por sus páginas en más de medio siglo de historia.

La revista también se ha engalanado con grandes plumas (y hay quien afirma que la compra por eso). Alguno de los escritores que han desfilado por ella son Truman Capote, Auguste Compte, Jack Kerouac, Ernest Hemingway, Gabriel García Márquez, Jorge Luis Borges, Arthur Miller, Tenessee Williams y Haruki Murakami.

La mansión Playboy, abierta en 1974 en Los Ángeles, fue escenario de las fiestas más salvajes. Cuenta con 22 habitaciones, sala de juegos, piscina, cancha de tenis y sauna, entre otras bondades. Sin embargo, desde agosto del año pasado ya no era propiedad de Hugh, quien se la vendió a Daren Metropoulos, por 100 millones de dólares.

También en 2016 la revista le dijo adiós a los desnudos. La justificación es que estaban pasados de moda y no podían competir con las millones de fotos que hay en internet. La revista vendía 5.6 millones de ejemplares en 1976, y ahora apenas roza los 800 mil ejemplares. La medida no logró atraer nuevos lectores ni aumenta las ventas, por lo que volvieron a la anterior fórmula.

 
Comentarios
En Política al Día nos interesa tu comentario, es por eso que creamos este espacio para tí. Aquellos mensajes que contengan un contenido vulgar, difamatorio u ofensivo, serán eliminados por el administrador del sitio. Leer normas y políticas
 
Más de Estilo