ESCUCHE PRESIDENTE
Guillermo Cantón Zetina
 

Otras entradas
2016-10-15 / Mi opinión: (Denise se desploma; Aristegui va por ella)
2016-09-30 / Sepa por qué Peña no castiga a los seis pillos...
 
.
Mi opinión: (Peña ya se cansó)
2017-01-11

Y cansó, hartó la paciencia de los mexicanos. Veo en Enrique Peña no al presidente de México sino a un tipo advenedizo que jugó a comprar la primera magistratura y lo logró. A un sujeto amante de las prácticas corruptas, las que ha diseminado a lo largo de todo el aparato de gobierno, al grado que el saqueo ya es imparable.

Un país en llamas, indignado por el atraco de los gasolinazos y las alzas a la luz y el gas y las tortillas y todo lo demás; empobrecido, humillado a más no poder, literalmente exprimido, es el saldo de poco más de cuatro años de este individuo, quien llegó al poder a saciarse y llenarse de dinero él y sus secuaces, todos cortados por la misma tijera: el lucro sin fin, la sed de poder, el hartarse del dinero de los mexicanos. En mala hora este indigno mexiquense se hizo (con trampas y sobornos) de la presidencia de este bello y abofeteado país.

Quitar y poner funcionarios a su antojo, sin supervisión de nadie (el Senado y la Cámara de Diputados son comparsas baratas), el sello de Peña es ver y tomar al país como un botín, como hacían los filibusteros de antaño. Todos al abordaje!, todos a robar!, todos a empacharse del dinero de millones de sedientos y hambrientos!. En pésimo momento llegó este tipo a Los Pinos. Todavía Fox también tomó por asalto la silla presidencial, pero dentro de su infinita ignorancia y palurdez, no causó tanto daño, tanta ira, tanta rabia como este personaje.

Ya sabíamos que en los peores momentos de las innumerables crisis durante su estadía (que no gobierno) en Los Pinos, Peña se subía a su avión y enfilaba lo más lejos posible para evitar la ira popular. Ahora, con avión nuevo (de siete mil millones de pesos, que ni Trump tendrá) lo que hizo fue treparse y con él toda su parentela y cuates, y viajó tan fresco hacia Mazatlán, a jugar golf (por cierto, dicen que es muy malo, que sus cuates lo dejan ganar).

Estando México en ebullición por la puñalada navideña, el llamado presidente se relajaba con los palos de golf y socializando con el próximo gobernador sinaloense, un impresentable de apellido Ordaz (sí, del PRI, acertó usted). Los mexicanos amanecieron en 2017 con el más amargo de los regalos, pues su miseria era mayor y la displicencia de sus llamados gobernantes, peor.

Cierres de carreteras, tomas de gasolineras, bloqueos, vehículos y negocios incendiándose y este tipo Peña dándose la gran vida en el hoyo 19...Eso lo pinta como lo que es: un aventurero, un logrero de la política. Un tipo que aprendió que sobornando con dinero del pueblo podría hacerse el verdugo de ese mismo pueblo. Un sujeto ayuno de moral, de generosidad hacia los pobres; que desde el estado de México ha ayudado a que auténticos anti-mexicanos saqueen a placer las arcas del país. Una caterva de amigos huevones e inútiles que sin pensarlo le entraron al deporte nacional de la robadera, siguiendo ni más ni menos que el "ejemplo" del jefe de la manada.

Veo a un hombre asustado, mermado, que no convence ya ni a sus allegados a quienes ha enriquecido; a un sujeto que puede considerarse ya paladín de los saqueos. A un dizque político apanicado por la posibilidad de que Trump no sólo haga pedazos a México sino que, lo peor para él, lo meta a la cárcel en algún lance de estos. Trump no está jugando y Peña no entiende eso. Por eso, en claras patadas de ahogado, quita de la Cancillería a otra innombrable y pone ahí a su cuate del alma, Videgaray (el de la casota de Malinalco), quien ha sido su escudero incondicional en el robo del siglo a los mexiquenses.

Pero, saben qué?... Trump ya empezó a dar las órdenes aquí al Zócalo. Y Videgaray será un "Canciller" a modo, amaestrado, domesticado, al que el deslavado presidente electo manejará como acostumbra: como empleado, como vasallo...Peña cree que esa designación hará que Trump borre su odio hacia México. Nada más ingenuo e infantil: Trump hará renacer a EU, como dice, como es la esencia de cualquier imperio: explotando, avasallando, doblegando a quien se le ponga enfrente. Uno de ellos será Videgaray. El cálculo de Peña es que así, bajando la cerviz, Videgaray podrá quedarse como su sucesor...

Veo a un hombre sin rumbo en la presidencia. A un noble y magnífico pueblo indignado y rabioso. A un hombre que llegó a Los Pinos a burlarse de los mexicanos, a volverlos más pobres, a actuar sobre ellos como Rajá o como Sultán árabe. A un mexicano indigno de llamarse tal; a un pobre político que se creyó esa jalada de Hank, de que había que robar mucho para ser respetado. Un tipo sin principios, sin conciencia, inalterable cuando ve que muchos cuates gobernadores exprimen a sus estados y dejan en la chilla a adultos mayores, a niños que aún no nacen, a jóvenes con un futuro destrozado, por las gigantescas deudas públicas que les heredan.

A un pobre tipo que no le queda más que hacerla de presidente dos años más y dejar el poder a cualquier otro. Hasta a López Obrador. Deja a un México dolido, en el filo del hambre, sin esperanza ni futuro, descorazonado, extenuado del diario bregar sin saber para qué. También deja una pandilla de cuates archimillonarios, auténticos vampiros del presupuesto, todos dedicados al inmoral negocio de llenar la bolsa con el sufrimiento de los demás.

Ese es Enrique Peña. El presidente más odiado de la historia (más que el chacal Huerta o que el otro chacal, Díaz Ordaz). Un pequeño hombre que jamás quiso, ni intentó, gobernar para los pobres. Un sujeto que, en su enanismo, arrastró a 120 millones de mexicanos al hoyo de la ignorancia, la sumisión, la vergüenza. Un diminuto personaje que pasa a la historia junto a las calamidades que este pobre México ha sufrido.

 
Comentarios
 
En Política al Día nos interesa tu comentario, es por eso que creamos este espacio para tí. Aquellos mensajes que contengan un contenido vulgar, difamatorio u ofensivo, serán eliminados por el administrador del sitio. Leer normas y políticas