Política al día
Atticuss Licona H.
 

Otras entradas
2017-05-17 / Ni con más policías ni con más balas
2017-05-16 / Propuestas de campaña, entre lo viable y lo risible
2017-05-12 / Fernando Yunes, próximo alcalde del Puerto
2017-05-11 / Winckler se va… si Yunes quiere
2017-05-10 / ¡Andrés Manuel, pégame pero no me dejes!
2017-05-09 / Ana Miriam, energía pura, energía tránsfuga
2017-05-05 / Candidatos de Xalapa olvidan las propuestas… son pura foto pa’l Face
2017-05-04 / El ejército de corruptores
2017-05-03 / Nuevo video de Eva: la salvación del PEJE
2017-05-01 / ¡Qué chulada de diputados tenemos!
 
.
El Tiburón Kuri, próximo alcalde del Puerto
2017-05-17

Fidel Kuri y Fernando Yunes se respetaron en el debate de la XEU porque saben que cojean del mismo pie. Los dos son trapecistas. Ambos son legisladores con licencia y están dejando un encargo popular en busca de uno nuevo.
Los dos tienen sus raíces en ciudades diferentes al Puerto: Fidel Kuri nació en la Pluviosilla Orizaba hace 55 años; y Fernando Yunes nació en 1982 en la Capital Xalapa. Los dos tenían sus residencias en otra ciudad y ambos se avecindaron en el Puerto con la única finalidad de competir por Veracruz Puerto.
Hoy, Fidel Kuri representa el último bastión priista en la zona Centro del Estado. Boca del Río está perdido, Medellín está perdido, y si Fernando Yunes gana, consolidarían el inexpugnable Corredor Azul que tanto interesa a los Yunistas.
Pero la máxima popular dice: “Como México no hay dos”; y también en Veracruz se confirma al afirmar “Como los del Puerto no hay dos”. Y es que los jarochos son puro corazón y la flota priista que se encontraba de capa caída, hoy ha encontrado en el Tiburón Kuri a un candidato entrón, sincero y directo, que les habla de frente y sin ambages… ¡Vaya! Que les habla al chile y sin medias tintas.
En medio de la refriega política Fernando camina y escucha; Ricardo Exsome no ha entendido que tiene que imprimirle más colmillo y más energía a su campaña; mientras que a otros candidatos como Ruz Bravo les sobra talento pero le faltará tiempo; por su parte, Fidel “El Tiburón” Kuri con su aguardientosa voz no tiene empacho en desgastarse sus zapatos Ferragamo en las calientes calles de la ciudad y se acerca a todos con soluciones concretas.
Mientras otros escuchan, él habla y convence; mientras otros prometen bulevares y parques temáticos, él se echa a la población al guante al hablarles de frente, sin prometer lo imposible “No hay que engañar a los veracruzanos, tenemos que hacer realmente lo que se pueda, hay muchas carencias, y los políticos prometen, pero ¿Con qué dinero? No hay que engañarlos. Yo, de invertir 100 millones de pesos en un bulevar, me llevo 100 millones de pesos a las colonias”… y eso lector lectora mía, enamora.
Hoy, el incandescente corazón rojo de los veracruzanos aún no se decide. La pasión por el futbol y Los Tiburones Rojos está más arraigada en el Puerto que en ninguna otra parte del Estado, y Fidel Kuri comienza a entender que tiene chance, que no todos aspiran a ser una ciudad como Boca del Río, sino que se sienten cómodos en la alegría, el bullicio y la salsa.
El Tiburón Kuri no tendría cabida en otro tipo de ciudad, en Xalapa seguramente lo verían con recelo, en la CDMX sería un ente extraño y más candidato a un manicomio, pero en Veracruz cae bien porque se le ve igual de adaptado en un restaurante de lujo que tomando cerveza en un partido de futbol. Eso, aunque para algunos es debilidad, él lo capitaliza al máximo pues la ciudadanía necesita sentirse identificada y saber que quien comandará los destinos es alguien que los entiende aunque no sufra como ellos.
El futuro de los Yunes está apostado en la construcción y consolidación del Corredor Azul, y no cederán ni un palmo del terreno ya ganado. Fernando habló de meter a la cárcel a los que despojaron la ciudad, pero ese discurso no queda en él que tiene más capacidad y visión, y por lo tanto no se lo están comprando. Y mientras Fernando pierde puntos y ventaja, la flota se ha prendido y no ve con malos ojos a un Fidel Kuri que reconoce sus limitaciones de lectura, pero que con desparpajo habla, conoce y enciende.
Veracruz Puerto tiene esencia, y esa esencia no será impuesta por su ciudad vecina. Veracruz Puerto no quiere perder su identidad pues se siente más a gusto en los corredores de las casas, quitándose el calor con el abanico y un clamato, que en una fría habitación de hotel con vista a una Plaza Comercial.
Hoy, los dados aún no están echados en el Puerto, y si los jarochos aspiran al progreso capitalista de Boca, no lo dude, votarán por Fernando Yunes… pero si Fidel Kuri le echa los kilos y le sigue hablando a la flota al chile… ¡Cuidado!
@atticuss1910

 
Comentarios
 
En Política al Día nos interesa tu comentario, es por eso que creamos este espacio para tí. Aquellos mensajes que contengan un contenido vulgar, difamatorio u ofensivo, serán eliminados por el administrador del sitio. Leer normas y políticas