Astrolabio Político
Luis Ramírez Baqueiro
 

Otras entradas
2017-05-18 / El desinformado Hipólito
2017-05-17 / Cuando el huacho se volvió delito
2017-05-16 / México de cabeza
2017-05-15 / ¡Ridículas propuestas para Xalapa!
2017-05-12 / ¡A bajar a Nicanor!
2017-05-11 / Huachicoleros, días contados
2017-05-09 / El apuesta de Montano
2017-05-08 / El desprecio de Ochoa Reza
2017-05-05 / AMLO, el discurso de odio: Jesús Zambrano
2017-05-04 / Margarita y la pena ajena
 
.
Los amarres de AMLO y Dante
2017-05-19

“La ambición es el último refugio del fracaso.” – Oscar Wilde.


Dicen el refrán no hagas cosas buenas que parecen malas, ni males que parecen buenas, y ese dicho, viene muy “ad hoc”, cuando observamos el devenir que las campañas electorales comienzan a incidir en el ánimo y en las preferencias electorales de la ciudadanía.


La reciente validación del cabildo de Xalapa a una determinación de orden federal, normada en la regulación para el manejo, uso y explotación del gas natural, ha sido el telón de fondo de todo un fraguado y preconcebido plan por empoderar más al Morena de Andrés Manuel López Obrador, con la venta de falsas verdades.


La muestra de ello se dio el pasado 7 de mayo, cuando el tabasqueño desde la plaza de armas de Cuernavaca, Morelos, profirió una advertencia que sonó más a amenaza, que a invitación a conformar una gran alianza.


López Obrador advirtió a escasas semanas de la elección en cuatro estados de la República que las fuerzas de izquierda deben mostrar claramente que quieren una alianza, obligándoles para ello a “deslindarse” del presidente Enrique Peña Nieto, que dicho sea de paso, es presidente de todos los mexicanos, le guste o no.


Ese domingo, ante unas ocho mil personas el líder de izquierda afirmó que después de la elección del 4 de junio “ya no habrá posibilidad de ir juntos” con el PRD, el Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano. Entonces la única alianza posible será con el pueblo, con los militantes de base de los partidos políticos, pero dejando fuera a los líderes”.


Desde ese momento quienes analizaron la medida, descubrieron que la misma era una jugada desesperada del creador del Movimiento de Regeneración Nacional para intentar empatar los momios, que tras los escándalos por la aparición de los video escándalos generados por sus recaudadoras, Eva Cadena, diputada local y ex candidata a la alcaldía de las Choapas por Morena y Carol Jessica Moreno Torres, ex oficial Mayor de la Secretaría de Educación en Veracruz (SEV) y ex pareja sentimental del hermano de Andrés Manuel López Obrador.


La más reciente acción que descubre este intento por conformar una gran alianza, la dejó al descubierto el propio candidato por la alcaldía de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, a quien mandaron a pronunciarse en contra de la aprobación a la introducción de una red de distribución de gas natural.


Y es que se dice que al interior del Ayuntamiento de Xalapa, ya aparecieron los judas, que en ese afán de permanencia política, venden el alma de su madre, incluso al mismo diablo, se habla de que un regidor cercano a un ex alcalde de Xalapa y empresario del plastico, habría sido el que hizo llegar la información al mismísimo candidato de Morena, provocando una avalancha de descalificaciones, que pretendieron convertirse en una especie de linchamiento mediático en contra del alcalde Américo Zúñiga y de repasó un recargón sobre el candidato de la Coalición PRI-PVEM que encabeza Alejandro Montano Guzmán.


Todo esto, porque existe la promesa latente del mismo AMLO de llevar a sus filas al también ex diputado local, en su afán por garantizar –afirman algunos- un escaño en el senado, la realidad, es garantizar ser considerado el candidato a la gubernatura en 2018.


Pero aunado a ello, la reacción desinformada del candidato a la alcaldía de Xalapa por Morena, tuvo respuesta y reacción de apoyo, de al menos un candidato, quien afirmó de igual forma que su par, que el proyecto pone en riesgo a la población, ofreciendo demagógicamente una salida, al señalar que deben ser los ciudadanos quienes decidan la medida en una consulta popular, en ese afán, de garantizarse simpatizantes y porque no, de vender caro su amor.


Y es que se comienza a especular que los dirigentes nacionales tanto de Morena, como de Movimiento Ciudadano, tendrían ya un acuerdo, en esa intensión de conformar esa posible coalición de izquierdas, que confirme la doctrina del yo-yo que emplea López Obrador, pues o todos están con él, o están en su contra –convirtiéndoles en automático en integrantes de la Mafia del Poder- y en donde llama a unirse, sin comprometerse o explicar que papel jugarán en una posible conformación de un gobierno de coalición.


Es de este modo, como se espera que llegados los últimos días, el candidato de Movimiento Ciudadano, Carlos Luna Escudero, pudiera declinar a favor de Hipólito Rodríguez, en ese intento por repetir lo ocurrido en su momento en Nuevo León, entre Fernando Canales y el mismo Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” quien habría recibido la declinación a su favor como el paso para acabar con la continuidad del gobierno priista de Rodrigo Medina.


Ahora ya sabe usted porque tanto afán de desvirtuar un extraordinario proyecto de inversión, desarrollo y crecimiento para la capital, como lo es la red de gas natural, que vendrá a detonar el potencial de la capital.


Los amarres de AMLO y Dante son de esas cosas buenas que parecen malas, y de esas malas que parecen buenas.


Al tiempo.


astrolabiopoliticomx@gmail.com


Twitter: @LuisBaqueiro_mx

 
Comentarios
 
En Política al Día nos interesa tu comentario, es por eso que creamos este espacio para tí. Aquellos mensajes que contengan un contenido vulgar, difamatorio u ofensivo, serán eliminados por el administrador del sitio. Leer normas y políticas